• El Parlamento de Crimea aprueba una declaración de independencia de Ucrania.
  • Yanukovich defiende que es comandante en jefe y asegura que el Ejército ucraniano no acatará órdenes del nuevo Gobierno.
  • La Cámara Baja rusa debatirá el 21 de marzo la integración de Crimea en Rusia.
  • Francia advierte de que podría haber sanciones contra Rusia "esta misma semana" si no hay cambios. 
Crimea y Rusia van dando pasos en esa carrera de hechos consumados que pretenden llevar hacia la independencia de la primera de Ucrania y su anexión en la segunda. Eso sí, puede costarles caro.
Por un lado, el Consejo Superior (Parlamento regional) de Crimea ha aprobado este martes una declaración de independencia de Ucrania y ha reiterado su aspiración de ingresar en la Federación de Rusia. La resolución, que ha entrado en vigor nada más ser aprobada, ha sido apoyada por 78 de los 100 diputados del Parlamento de la autonomía ucraniana.
Por su parte, según ha anunciado también este martes un diputado del partido Rusia Unida que apoya al presidente ruso, Vladimir Putin (en la imagen), la Duma rusa (Cámara Baja) debatirá el próximo 21 de marzo la nueva ley que permitirá la anexión de la región ucraniana de Crimea a Rusia.
Todo ello aderezado por las declaraciones del depuesto presidente ucraniano Viktor Yanukovich, quien ha insistido este martes en que sigue siendo el "presidente en jefe y el comandante en jefe" de las Fuerzas Armadas del país y se ha mostrado convencido en que los soldados y los oficiales no acatarán las normas del nuevo Gobierno "ilegítimo", al que ha acusado de buscar "una guerra civil".
Y ahora, la cruz, o el precio que deberá pagar Rusia: el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha advertido de que podrían adoptarse sanciones contra Rusia por su papel en Ucrania "esta misma semana" si no hay una "respuesta positiva" por parte de Moscú a los llamamientos a rebajar la tensión en la región de Crimea. En una entrevista concedida a la emisora France Inter, Fabius ha indicido en que el referéndum del domingo en Crimea sobre su posible anexión a Rusia es "ilegal" y por tanto ni la Unión Europea ni Estados Unidos "pueden aceptar algo que es ilegal y que tiene consecuencias muy graves".
Todo parece indicar, por tanto, que Rusia sufrirá sanciones por su anexionismo con Crimea. Eso sí: a Putin le da exactamente igual y va a lo suyo, quedarse con la península actual objeto de disputa...
Andrés Velázquez
[email protected]