• Aunque, eso sí, el secretario general del PSOE acusa al PP de utilizar a Bildu para tapar una supuesta corrupción en el Gobierno foral.
  • Mientras, Barcina descarta dimitir y convocar elecciones anticipadas e insta al PSN a que convoque la moción de censura. 
Hoy martes, en la COPE, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (en la imagen), ha sido preguntado por la actitud del Partido Socialista en Navarra, donde podría montar una moción de censura para echar con los votos de Bildu al Gobierno de UPN y ha respondido: "El Partido Socialista ni firma, ni acuerda, ni pacta con Bildu; pero le pido al PP que deje de utilizar a Bildu y que se ponga a discutir lo que estamos discutiendo".

Y lo que se está discutiendo es si es cierto que la consejera de Hacienda, Lourdes Goicoechea, ha utilizado el cargo en beneficio propio o de amigos, acusación lanzada por la ex directora de la agencia tributaria de Navarra, Idoia Nieves, y causa instrumental del lío que se ha montado en la comunidad foral.

Pero, lo importante es que aunque el PSOE trata de centrar la cuestión en la supuesta corrupción del Gobierno de UPN, la jugada del secretario general socialista en Navarra, Roberto Jiménez, de echar a los regionalistas mediante una moción de censura que necesita el apoyo de los proetarras de Bildu ya ha sido desautorizada en dos ocasiones: primero, por la candidata del PSOE a las elecciones europeas y número dos del partido, Elena Valenciano. Y ahora, también por el número uno socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ahora habrá que ver qué hace Jiménez, cuyas horas políticas pueden estar contadas tras su órdago, que se intuye farol, y que le puede salir mal. Porque Rubalcaba a lo mejor no consiente semejante aventura de la mano de Bildu...

Por eso, la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha descartado la opción de dimitir y convocar elecciones anticipadas y ha instado al PSN a "cumplir su hoja de ruta" a través de la moción de censura anunciada por su secretario general, Roberto Jiménez. Vamos, que ha echado la pelota al tejado socialista, sabedora de esas discrepancias internas.

Andrés Velázquez
[email protected]