• Y ese es el principal negocio de la operadora.
  • El Ebitda del grupo Pujals creció un 7% en 2013 pero el BAI bajó un 2%.
  • El mercado ha acogido los resultados con tímidas subidas… que aún siendo pequeñas, pueden convertirse en el gran problema de Pujals para vender.
  • Y es que Jazztel ya cuesta 2.489 millones de euros, y Vodafone y Orange siempre han dicho que no están dispuestos a pagar esa cantidad.

2013 fue un año bueno para Jazztel, aunque con matices. Por un lado, los ingresos del negocio móvil aumentaron un 257%, hasta los 162,5 millones de euros. Por otro, los ingresos de banda ancha, que crecieron un 2%, hasta los 693 millones de euros. Además, estos ingresos bajaron un 1% durante el cuarto trimestre del año respecto al mismo periodo de 2012.

El dato no es baladí porque el negocio fundamental de la empresa que preside Leopoldo Fernández Pujals (en la imagen) es, precisamente, la banda ancha. Los servicios de móvil son importantes en la medida que se incluyen en la oferta convergente de la operadora, pero no son, ni mucho menos, su principal fuente de ingresos.

El Ebitda del grupo aumentó un 7%, hasta los 184 millones de euros, pero el beneficio antes de impuestos (BAI) bajó un 2% respecto a 2012, hasta los 60,8 millones de euros. Asimismo, la deuda ha crecido un 138% durante le último ejercicio, para situarse en 114,3 millones de euros.

Según el documento remitido por la compañía a la CNMV, este aumento se debe a las inversiones de la compañía, sobre todo en el despliegue de la red de fibra. Así, el ratio de deuda neta sobre Ebitda se situó en 0,58 veces, frente a 0,27 veces en 2012.

En cualquier caso, el mercado ha acogido los resultados con tímidas subidas. Mientras el IBEX retrocedía más de un 1%, los títulos de la operadora se apuntaban un ligero ascenso del 0,52%. Aunque ligero, este aumento del valor de la acción puede convertirse en el gran problema para Pujals, cuyo objetivo es vender la compañía.

Y es que Jazztel ya cuesta 2.489 millones de euros, un precio que no están dispuestos a pagar Vodafone y Orange.

Pablo Ferrer

[email protected]