• España es un país "ininvertible": hasta 2016 las eléctricas invertirá 9.600 millones de euros de los que sólo 1.500 millones se quedarán en España, y sólo para mantenimiento.
  • Sánchez Galán arremete duramente contra los vaivenes del Ejecutivo y asegura que se centrarán en mercados con una regulación "predecible y estable".
  • Señala que las relaciones con el Gobierno Rajoy son "cordiales" aunque admite que habla más con los Gobiernos de Reino Unido y Brasil.
  • Según el presidente de Iberdrola, el nuevo sistema de tarificación que quiere poner en marcha el ministro Soria es "técnicamente imposible" que esté listo el uno de abril.
  • La eléctrica no contempla vender el 19,4% que tiene de Gamesa.

El sector eléctrico en España no marcha bien. No lo decimos nosotros, sino el presidente de Iberdrola, que ha presentado este miércoles los resultados anuales de 2013. Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) ha arremetido, como acostumbra desde hace dos años, contra las medidas del Gobierno Rajoy en materia eléctrica. Según sus cuentas, estas medidas han tenido un impacto negativo de unos 800 millones de euros.

Pero lo más grave es, según Sánchez Galán, el hecho de que todas las centrales de la eléctrica en España pierden dinero. De hecho, están elaborando un estudio para ver cuáles son las menos rentables, con un único fin: cerrarlas. En este sentido, el presidente de Iberdrola ha asegurado que han enviado un informe al secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, alertando sobre la situación del sector.

La difícil situación del mercado español se traduce en las inversiones futuras de la eléctrica. De los 9.600 millones de euros que invertirá hasta 2016, sólo 1.500 millones se quedarán en España e irán destinados, únicamente, a mantenimiento. Sánchez Galán lo ha resumido en una palabra: España en un país "ininvertible".

Pero el verdadero mal del sector es la regulación. Mejor dicho, los vaivenes de la regulación. A la eléctrica sólo le interesan aquéllos mercados con un marco regulatorio "predecible y estable", como Reino Unido, Estados Unidos o Brasil. Para el presidente de Iberdrola, España no está entre ellos.

Sánchez Galán ha señalado que le duele ver cómo en las encuestas que se realizan periódicamente entre inversores sobre sus preferencias para invertir en energía, España queda en el último lugar.

A pesar de todo, el presidente de Iberdrola afirma que las relaciones con el Gobierno Rajoy son cordiales, aunque eso sí, admite que personalmente habla más con los Gobiernos de Reino Unido y Brasil que con el español. No por nada, sino porque pasa la mayor parte del tiempo fuera de nuestro país. De la interlocución con el ministerio español se encarga el consejero-director general, José Luis San Pedro.

En esta línea, Sánchez Galán ha afirmado que Iberdrola es ya más británica, estadounidense y brasileña que española, no sólo por en negocio sino por la procedencia de los accionistas.

Sobre el nuevo sistema de tarificación que está preparando el ministro Soria, Sánchez Galán asegura que es "técnicamente imposible" que esté listo el uno de abril. Aunque para entonces todos los contadores instalados fueran inteligentes, se necesitaría un ordenador gigante para procesar esos datos, así como un programa informático que llevará cuatro o seis meses preparar.

Un último apunte: dentro de la estrategia 2014-2016, la empresa no contempla desprenderse de su 19,4% que tiene de Gamesa.

Pablo Ferrer

[email protected]