• Ignacio Galán asegura que, por primera vez, los impuestos abonados por la compañía en España y Reino Unido superan en un 30% los gastos netos de personal.
  • Y se queja: "El plan era que el coste de la reforma del sector se repartiese entre compañías, consumidores y gobierno".
  • Aún así, confía en que la nueva reforma del sector sea "racional".
  • La eléctrica ganó un 14,1% menos en el primer trimestre del año.
  • La compañía espera que el beneficio neto del ejercicio sea similar al de 2012.

En los tres primeros meses del año, el beneficio neto de Iberdrola fue de 878,6 millones de euros, esto es, un 14,1% menor que el registrado en 2012. El presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán (en la imagen), lo tiene claro. Durante la presentación de resultados a analistas, ha explicado este miércoles que las tasas que ha tenido que pagar la compañía han aumentado un 62%, hasta alcanzar los 464 millones de euros. Según Galán, es la primera vez que este importe es similar al del gasto neto de personal.

Esta circunstancia se acentúa en España y Reino Unido, donde las tasas superan un 30% a los gastos netos de personal. Sin embargo, según Sánchez Galán, el plan era que el coste de la reforma del sector se repartiese entre compañías, consumidores y gobierno. Es decir, entre las compañías y los consumidores, ya que la parte del gobierno la pagamos todos.

Sánchez Galán confía, aún así, en que la próxima reforma del Gobierno sea "racional", y ha admitido que las conversaciones con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, son "muy directas".

Brasil: los problemas se reducen a dos: la revisión de tarifas de la distribuidora de electricidad y filial, Elektro, y la sequía que ha sufrido el país.

Vamos con más cifras. Según el documento remitido a la CNMV, el EBITDA fue un 3,7% inferior al registrado en 2012, y alcanzó los 2.278,8 millones de euros. El margen bruto del grupo ha aumentado un 5,5% (3.600 millones de euros), sobre todo por el buen comportamiento del negocio de renovables, que ha crecido un 20,1%. Por su parte, la producción aumentó un 17% y tanto el margen de generación como el comercial crecieron un 11,1%, gracias al aumento de clientes en Reino Unido y a la mayor producción hidroeléctrica.

En cuanto a la deuda -actualmente de 29.708 millones de euros- Sánchez Galán ha afirmado que a finales de año se situará por debajo de los 28.000 millones. Esto, unido al compromiso de mantener el beneficio neto en niveles similares a los de 2012, han permitido al presidente de la compañía a anunciar que mantendrá la política de retribución al accionista, con una remuneración en el mes de julio de, al menos, 0,157 euros por acción.

Pablo Ferrer

[email protected]