Sr. Director:

Leo, veo y escucho noticias horripilantes a todas horas y en todos los medios. Ni una sola resulta alentadora. Todo se precipita de un día para otro. Incluso la gente me resulta desconocida. Es como una locura colectiva de la que no escapa ningún estrato social o institución.

Me descorazona todo. El mundo, como nunca, se halla en manos de los peores de la especie. No hace falta decir que en España se reproducen los peores personajes de su Historia. Pero esta vez es todo muchísimo peor. En la II República había lo peor del genero humano y lo mejor. Ahora no hay mejor. Ni tenemos unos militares, ni una Iglesia, ni un partido político que sirvan de referente.

A nivel internacional. Tenemos el resurgimiento del marxismo stalinista representado por la saga de los Castro, Chavez y toda esa patulea del ALBA. Lo que ocurre en Honduras clama al cielo. La comunidad internacional debería dejar a su suerte a ese dictador. En Irán con ese loco armándose de bombas atómicas. Corea del Norte desafiando a todo el mundo. El mundo musulmán radicalizándose cada día más. Y, así hasta mil. Y lo que es peor. Que EE.UU. esta en manos de otro iluminado que después del teatro de los rezos y la Biblia en su juramento, las primeras medidas que tomo fue subvencionar a los proabortistas, manipuladores de células madre, en vez de acabar con la banda de los Castro les quita el embargo, les da entrada a la OEA y aún tienen la chulería de rechazarlo y, mientras tanto expulsan a Honduras que por el momento es el país más democrático del mundo. Se hace amigo de ZP y, no sigo por que no soy rojo y me podría buscar la ruina.

La gente ha cambiado asombrosamente. Hay una resignación general, un silencio cómplice, como si todo fuese designio de los "dioses", por que ya han apartado a Dios de sus vidas. Esta imponiéndose la cultura de la muerte en nombre del "progresismo". Todos los vicios son exaltados y escarnecidas las virtudes. Podría llenar páginas enteras. Lo dejo aquí. Pero me hago la pregunta. ¿Estamos viviendo la apocalipsis en directo?

Emilio Utges Huerta

[email protected]