• De hecho, ha provisionado ya 1.279 millones de euros, pero no está claro que el acuerdo con YPF llegue al Consejo del día 25.
  • La fórmula en la que se trabaja es que un banco de inversión asuma el riesgo de pago… con el consiguiente descuento.
  • Según la prensa argentina próxima al Gobierno, el acuerdo contempla el pago en bonos que combinarán títulos ya emitidos -que cotizan con un gran descuento- con otros de nueva emisión que compensen las pérdidas de los primeros.
  • El mercado da por descontado el acuerdo: los títulos de la petrolera se mantienen casi planos en una jornada en la que el IBEX cae alrededor del 0,30%.

Todo hace indicar que el conflicto entre Repsol y el Gobierno argentino por YPF está llegando a su fin. De hecho, este viernes, la petrolera que preside Antonio Brufau ha anunciado a través de la CNMV que ya ha provisionado 1.279 millones de euros. En otras palabras, admite que el acuerdo le puede conllevar unas pérdidas por esa cantidad.

Sin embargo, y a pesar de aceptar los 5.000 millones de dólares (unos 3.650 millones de euros) por la expropiación del 51% de las acciones que tenía de YPF, la compañía española continúa negociando para fijar las garantías de pago, cuestión no menor, sobre todo tratándose del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (en la imagen). Por cierto, según la Casa Rosada, la presidenta cobra 4.500 euros mensuales. Lo que no sabemos es cómo ha logrado reunir una de las mayores fortunas del país. Pero no sean mal pensados.

Volvamos a lo nuestro. La fórmula en la que se trabaja es que un banco de inversión asuma el riesgo de pago… con el consiguiente descuento, uno de los puntos fundamentales que debe acordar la petrolera con la entidad en cuestión. Desde luego, el riesgo de impago no es baladí.

En este sentido -y no se rían, que va en serio-, según la prensa argentina próxima al Gobierno, el acuerdo contempla el pago en bonos que combinarán títulos ya emitidos -que cotizan con un gran descuento- con otros de nueva emisión que compensen la pérdida de valor de los primeros. ¿Que los bonos cotizan a la baja No importa, emito otros cuyo valor compense esa caída. Como si los nuevos títulos no fueran a devaluarse al minuto de su emisión.

En cualquier caso, el mercado parece ajeno al acuerdo. Ya ha descontado su impacto negativo. Así, los títulos de Repsol cotizan prácticamente planos este viernes, en una jornada en la que el IBEX cae alrededor del 0,30%.

Miriam Prat

[email protected]