Irán, un país chií, ha financiado la lucha de Bashar al Asad contra los rebeldes suníesSalvajada en Beirut (Líbano). Al menos 23 personas murieron en dos explosiones ocurridas (no se sabe si por coche bomba o por cohetes) en la capital libanesa, Beirut, junto a la embajada iraní.

Se da la circunstancia de que Bashar al Asad está apoyado por los chiíes en su lucha contra los rebeldes sirios principalmente suníes, en una lucha encarnizada en Siria entre ambas facciones islamistas. De hecho, Irán, un país chií, ha financiado la lucha de Asad contra los rebeldes, y ha dado ayuda militar. Irán también apoya al grupo chií Hezbolá en Líbano.

En ese contexto, el sur de Beirut se considera un bastión del grupo chií Hezbolá en Líbano, que apoya a Bashar al Asad. Por eso, los ataques se atribuyeron a grupos vinculados con los rebeldes suníes, como venganza por su implicación en la guerra civil siria.

Andrés Velázquez
[email protected]