• En declaraciones a AIN, el obispo Kyrillos William Samaan afirma que "si esta Constitución se toma realmente en serio, la situación de los cristianos en Egipto mejorará decisivamente".
  • Los egipcios votan por segundo día en el referéndum para la nueva Constitución.
  • Nueve personas murieron en la primera jornada de protestas yihadistas.  
Egipto celebra hoy miércoles la segunda y última jornada del referéndum sobre la nueva Constitución. Efectivos de la Policía y el Ejército protegen los más de 30.000 colegios electorales habilitados en todo el país, para garantizar la seguridad de los votantes entre temores a nuevos conatos de violencia.

Los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines convocaron manifestaciones coincidiendo con el plebiscito, por considerarlo ilegítimo. Las manifestaciones fueron reprimidas por la policía. Como consecuencia de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía murieron 9 personas.

Casi 53 millones de egipcios tienen derecho a voto para refrendar la Carta Magna, que enmienda la redactada por los islamistas en 2012 y que fue suspendida por los militares en julio pasado tras derrocar al presidente elegido en las urnas, Mohamed Mursi.

En ese contexto, el obispo coptocatólico de Assiut, Mons. Kyrillos William Samaan (en la imagen), en una conversación mantenida recientemente con la fundación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada, se ha declarado a favor de aceptar el proyecto de Constitución: "Sin duda alguna, el texto es una mejora de lo que tuvo vigencia con los Hermanos Musulmanes. Recomiendo vivamente a los cristianos que acepten el proyecto de Constitución. Si esta se toma realmente en serio, la situación de los cristianos en Egipto mejorará decisivamente".

El obispo Kyrillos subrayó que el texto hace justicia a todos los grupos sociales de Egipto. "En la Constitución de Mursi, la situación era muy diferente". Continuó diciendo que la comunidad cristiana de Egipto se muestra muy satisfecha, por lo que los órganos cristianos de prensa promocionan masivamente que se acepte el proyecto.

En su opinión no representa ningún problema que, también en la segunda versión revisada del Artículo 2, el Derecho islámico siga siendo la fuente de la legislación egipcia. «Así fue durante mucho tiempo en Egipto, antes de Mursi. A los cristianos no nos ha perjudicado. Más importante es el hecho de que el nuevo Artículo 3 garantiza, a cristianos y judíos, autonomía en las cuestiones de estado civil y en las cuestiones internas de la Iglesia».

El obispo Kyrillos se ha mostrado esperanzado también respecto de la construcción de iglesias, los que hasta ahora estaba sometido en Egipto a un proceso de permisos muy restrictivo. «La Constitución garantiza a las religiones denominadas del cielo —es decir, a musulmanes, cristianos y judíos— el mismo derecho a la construcción de templos. Además prevé que los detalles sean regulados por el nuevo Parlamento en su primera sesión. Espero que los cristianos, por fin, seamos libres de construir y remozar iglesias».

A comienzos de diciembre pasado, una comisión formada por 50 personas finalizó la revisión de la anterior Constitución, aprobada bajo el mandato del Presidente Mursi, y entregó el proyecto al Presidente provisional Adli Mansur. En esos trabajos participaron también representantes de las Iglesias; por la Iglesia católica copta estuvo presente en la comisión el obispo Antonios Aziz Mina de Guiza; a su Iglesia pertenecen unos 250.000 fieles. Hasta el domingo pueden emitir su voto los ciudadanos egipcios residentes en el extranjero; el martes y el miércoles están llamados a hacerlo los aproximadamente 51 millones de ciudadanos con derecho a voto en Egipto.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]