De ellas, el 77,5% eran sociedades limitadas y el 17,4%, sociedades anónimas

Son muchos los políticos que hablan de recuperación, que ya se ve la luz al final del túnel, que hemos abandonado las trincheras de la crisis, etc. incluso el propio Rey en la recepción del Cuerpo Diplomático acreditado en España señaló que "hay motivos para el optimismo". Pero con los datos de la Estadística del Procedimiento Concursal (EPC) que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE) todavía cuesta hablar de recuperación.  

En total 9.660 familias y empresas se declararon en concurso de acreedores durante el 2013, lo que supone un aumento del 6,5% respecto al 2012. Aunque hay que destacar que es un incremento bastante inferior al que sucedió en los años 2012 y 2011, cuando los concursos de acreedores crecieron un 32% y un 15%, respectivamente.

Las familias se puede decir que han tenido un mejor año que las empresas, pues las que están en concurso han bajado un 25,6% hasta las 726, mientras que las empresas concursadas han crecido un 10,4% hasta las 8.934. De estas el 77,5% eran sociedades limitadas (en total 6.928) y el 17,4%, sociedades anónimas (1.559).

Por tipo de concurso, 9.204 fueron voluntarios, lo que supone un incremento del 8,2% respecto a 2012), y 456 necesarios (un 18,7% menos). Según la clase de procedimiento, los ordinarios crecieron un 13,6% y los abreviados, un 4,5%.

El 26,6% de las empresas concursadas en 2013 se dedicaban a la construcción, el 18,5% al comercio y el 17,3% a la industria y energía. Además el 25,3% de las empresas que entraron en concurso el año pasado tenían una antigüedad de 20 o más años, mientras que el 11,6% tenía cuatro o menos años.

Cataluña fue la comunidad autónoma con más deudores concursados (1.969) durante el 2013, seguida de Madrid (1.403) y Comunidad Valenciana (1.244), mientras que La Rioja (94) presentó el menor número

Respecto a los datos del cuarto trimestre del 2013, la Estadística señala que el total de deudores concursados fue de 2.285, con lo que disminuyó en tasa anual un 15,4%, respecto al mismo período de 2012. Las familias en concurso descendieron un 36,5% hasta las 169 y las empresas concursadas cayeron un 13,1% hasta las 2.116. De estas últimas el 25,9% se dedicaba a la Construcción.

En comparación con el tercer trimestre las familias y empresas en concurso aumentaron un 19,8%, aunque se trató del menor repunte trimestral en un cuarto trimestre de los últimos cinco años. Las familias en concurso crecieron un 7% y las empresas concursadas un 21% en el último trimestre, respecto al tercero.  

Parece que la situación mejora algo, pero muy poco a poco, aún queda un largo camino por recorrer.

Cristina Martín

[email protected]