De paso por mi patria chica, Asturias, acudo a la Eucaristía de las 11 de la mañana, el domingo 29, en la Iglesia de los Carmelitas, en Oviedo. En la oración de los fieles, la ayudante nos insta a rezar por "las parejas que no pueden casarse por motivos económicos".

Como buenos borreguillos que somos, todos respondemos "Te rogamos, óyenos". Pero la verdad, no se por qué razón debo elevar mis preces por el asunto. Hombre, si hubiese dicho por los novios que no puede contraer matrimonio por motivos económicos, me apuntaría con entusiasmo. Pero lo de parejas, ya me suena algo peor.

Mire usted, lo más barato para unos novios es casarse. Vivir en pareja, aunque sólo sea por razones inmobiliarias. Los jóvenes se van a cohabitar sin casarse, ni por lo civil ni por la iglesia, ni por lo militar, porque tiene pavor a compromiso y la triple ecuación de definiciones.

A saber. ¿Qué es amor Amor es entrega al otro. ¿Qué es matrimonio El compromiso permanente de ese amor. ¿Qué es amar en el día a día Amar es lo contrario de utilizar, como definía el genial Juan Pablo II. Por eso no se casan: no porque no tengan dinero sino porque no quieren comprometerse de por vida. Los que quieren comprometerse y no tienen medios, siguen de novios.

Pero, al parecer, el virus del miedo -del miedo a la donación- se ha colado por las rendijas de la Iglesia.

Otro caso, del que no fui testigo pero me lo contó uno de los testigos. Boda en una Iglesia madrileña. Para ser exactos, padres dominicos. El sacerdote, que es amante del diálogo, asegura que no quiere dar un sermón sino conversar con los contrayentes.  Comienza por preguntarles, en público, con muy poca discreción, si vivían juntos. Los novios responden que sí, desde hacía cinco años. Entonces nuestro buen clérigo, les tranquiliza: "Tranquilos. No pasa nada, eso está muy bien".

Pues mire, no, no está nada bien, porque eso no es lo que pide la Iglesia Católica y se están casando 'por lo católico'.

Sí debemos rezar por las parejas sin medios económicos, pero para que venzan su miedo a comprometerse.  

Eulogio López

[email protected]