• La decisión de Mas le condena a elecciones plebiscitarias... que significará el fin de su carrera política y el triunfo de ERC.
  • Eso si no es inculpado ante los tribunales de justicia.
  • E imposibilita un acuerdo pactado.   
  • El bi-referéndum contradictorio: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado ¿Sí o no
  • En caso de respuesta positiva, ¿quiere que Cataluña sea un Estado independiente
  • ¿Si quieres un Estado como puede ser dependiente de un tercero
  • Fecha: 9 de noviembre de 2014. Es decir, Mas pretende tiempo al Gobierno Rajoy para declararlo ilegal.
  • Y también ofrece a Madrid para crear un 'estado dependiente', es decir, un nuevo marco con más autonomía pero dentro de España.
  • Pero la convocatoria invalida cualquier pacto.

Y Artur Mas no se bajó de la colina. El presidente de la Generalitat ha convocado un bi-referéndum con una doble cuestión ligada y contradictoria con la primera.

La primera pregunta que el próximo 9 de noviembre pretende realizar a los catalanes es esta: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado La segunda es: si responde positivamente, ¿quiere que Cataluña sea un Estado independiente

La verdad es que no se entiende un Estado dependiente de otro. O es independiente o no es Estado.

Al mismo tiempo, ofrece negociar al Estado. ¿Negociar qué Pues un estatus parecido al de Baviera –o Puerto Rico-. Un Estado asociado a España.

Pero es inútil. Mariano Rajoy (en la imagen junto a Mas) tiene claro que ya no puede hacer otra cosa, y es lo que en Moncloa nos dicen que se hará: hasta noviembre hay tiempo para que el Tribunal Constitucional anule la consulta, en cuyo caso Mas, ya en manos de los independentistas, no tendrá otro remedio que convocar elecciones que pretenderá plebiscitarias. Y eso es lo de menos. Lo cierto es que perderá el poder y subirán los independentistas y radicales de ERC, con Oriol Junqueras al frene. Y esto supone otro problema: que el independentismo se radicalice y se haga violento.

Será el fin de la carrera de Artur Mas y del nacionalismo catalán moderado.

Otosí: en puridad, y aunque a Rajoy no el haga gracia, puede verse forzado a llevar a Artur Mas ante los tribunales por convocar un referéndum ilegal.

Eulogio López

[email protected]