• Eso significa que Margallo pasa a un segundo lugar.
  • Pero las condiciones para un acuerdo con Artur Mas siguen siendo las mismas: nuevo marco de financiación y el compromiso de CIU de terminar con sus peticiones: el 'pròu' al que CIU no se ha comprometido todavía.

En un principio, el preferido por Mariano Rajoy para negociar con la Generalitat era el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Sin embargo, sus declaraciones tras la celebración de la Diada -"el Gobierno tiene que escuchar a la calle", dijo- no gustaron a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ni al mismísimo Rajoy, que ha decidido sustituirle para la misión.

Los elegidos para negociar con la Generalitat son el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle y el jefe de Gabinete del presidente, Jorge Moragas (en la imagen). Eso sí, las condiciones para un acuerdo con Artur Mas siguen siendo las mismas, esto es, por parte del Gobierno, establecer un nuevo marco de financiación para Cataluña y, por parte del Govern,  el compromiso de CIU de admitir que se siente a gusto con ese nuevo marco y que terminará con sus peticiones.

Y ese 'pròu' (basta) es al que todavía no se ha comprometido el partido de Mas. Su socio de gobierno, ERC, no está por la labor.

Pablo Ferrer

[email protected]