• Las relaciones con los señores de la Prensa era lo que más poder le había proporcionado pero el presidente considera que ha fracasado.
  • La vice planeó un pacto con el duopolio televisivo (Tele 5 y A3 TV). Los de Lara y Berlusconi aceptaron... y ahora están masacrando al Ejecutivo.
  • También se ha dedicado a salvar PRISA y UNEDISA... y El País y El Mundo, sobre todo éste, le alaban a ella y masacran al presidente.
  • En el ejecutivo, Sáenz de Santamaría ya sólo cuenta con el apoyo de Báñez y la neutralidad de Montoro.
  • Margallo, Fernández y Guindos forman parte del frente anti-Soraya.
  • Y en el partido, además de Cospedal, Javier Arenas asegura que la política de comunicación del Gobierno es un desastre.  
Todo proceso de hastío tiene una gota que colma le vaso. El hastío en el Partido Popular -Moncloa y Génova- con la política informativa que lidera Soraya Sáenz de Santamaría ha ido creciendo y ha terminado en que Mariano Rajoy le ha retirado esta competencia, que siempre será oficiosa.

Las relaciones con los grandes grupos informativos, a partir de ahora, las llevará directamente Presidencia y Jorge Moragas. Al igual que en el problema catalán, servirá de correo. Ella, y la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, otra de las críticas de Soraya en la materia... y a la que la vicepresidenta nunca ha dejado tocar bola en lo que debería ser su predio particular.

La gota que colmó el vaso fue la durísima crítica del diario ABC a Margallo en sus declaraciones 'aperturistas' hacia un pacto con el nacionalismo catalán. Fue entonces cuando la considerada en el Partido como metomentodo mayor del Reino, la jefa de Gabinete, María González Picó (en la imagen junto a Sáenz de Santamaría), ordena a su amigo, el Ceo de Vocento, Luis Enríquez que dispare contra el canciller. Y lo hizo con ganas, pero Margallo es mucho Margallo.

En cualquier caso, a Soraya se le acusa de haber cedido ante el duopolio Lara Berlusconi. Tele 5 y A3 TV han conseguido retrasar el cierre de 9 canales, han logrado -lo más importante- que no vuelva la publicidad a RTVE y han conseguido que no haya concurso para nuevos canales, hundiendo así a otros operadores, como 13TV. A cambio, dicen los críticos de Soraya, Tele 5 no deja de arrearle al Gobierno y a Rajoy y en A3 TV se ha impuesto la línea informativa de García Ferreras, la de La Sexta, visceralmente crítica con el Ejecutivo.

Ni en la propia RTVE ha puesto orden Soraya. González Picó presume de su ascendiente sobre el director de Informativos, Julio Somoano, quien sigue una política 'neutra' en sus informaciones, con gran despliegue sobre el independentismo catalán o sobre el caso Bárcenas.

Soraya ha intentando salvar de la quiebra a PRISA y a UNEDISA, y ahora El País y El mundo les sacuden con ganas. Especialmente Pedro J. Ramírez, 'facedor' del caso Bárcenas.

Pero lo  que más ha enfadado a ministros como Margallo, Jorge Fernández, Luis de Guindos o José Manuel Soria es que esos mismos medios que crucifican a Rajoy y al conjunto del Gobierno se vuelven extraordinariamente cálidos cuando se trata de la vicepresidenta.

Y, desde el partido, la misma línea pero corregida y aumentada, y no olvidemos que Soraya no posee apoyos en Génova. Es conocido el enfrentamiento visceral entre Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal pero ahora es Javier Arenas quien machaca el flanco del presidente, al recordarle que la política informativa del Gobierno es un desastre, que los señores de la prensa le están tomando el pelo y que, en pocas palabras, hay que cortarle las alas a Sáenz de Santamaría quien, después de todo, se ha empeñado en ser la primera mujer presidenta del Gobierno de España.

"Soraya cada día se parece más a Fernández de la Vega", aseguran en el PP, y ya se sabe cómo acabó la ministra portavoz de España. Zapatero la echó en su momento más dulce.

Eulogio López

[email protected]