• También adelanta un incremento "significativo" de los mínimos personales para el cuidado de hijos y para ascendientes y discapacitados dependientes de la unidad familiar.
  • Además, anuncia una tarifa plana de cien euros de cotización a la seguridad social, siempre que se trate de creación de empleo neta, y durante 24 meses como mínimo.
  • Las empresas deberán reintegrar todos los beneficios aplicados si rescinden el contrato del trabajador antes de tres años. 
Dos grandes anuncios ha hecho hoy el presidente del Gobierno Mariano Rajoy durante el Debate sobre el Estado de la Nación referidos a la fiscalidad. Por una parte, ha anunciado que los doce millones de contribuyentes que ganan menos de 12.000 euros al año no pagarán IRPF a partir de 2015, una rebaja del impuesto que el Gobierno enviará al Parlamento en junio.

Rajoy indicó que el nuevo IRPF aliviará la carga fiscal para las rentas medias y bajas, lo que beneficiará a esos 12 millones de asalariados. También adelantó un incremento "significativo" de los mínimos personales para el cuidado de hijos y para ascendientes y discapacitados dependientes de la unidad familiar.

"Después de mitigar buena parte de las exigencias que pusimos, ahora resulta posible una reforma tributaria que permita compatibilizar la consolidación fiscal con una profunda revisión del sistema tributario", subrayó el jefe del Ejecutivo, tras afirmar que el nuevo modelo fiscal consolidará el crecimiento, mejorará la competitividad, favorecerá la creación de empleo e incluirá medidas sociales de apoyo a las familias y las personas con menos recursos.

Además, el presidente del Gobierno ha anunciado una rebaja de las cotizaciones sociales para la contratación de trabajadores indefinidos, reduciendo hasta los 100 euros mensuales la cotización por trabajador de las empresas que creen empleo neto: "Este viernes aprobaremos en consejo esta rebaja de cotizaciones que permitirá a cualquier empresa independientemente de su tamaño que quiera contratar a más trabajadores de forma estable independientemente de su edad durante los primeros 24 meses cuando suponga un aumento de plantilla".

Eso sí, Rajoy ha indicado que las empresas deberán reintegrar todos los beneficios aplicados si rescinden el contrato del trabajador antes de tres años. "Se trata del impulso a la creación de empleo neto más importante de nuestra historia", ha destacado el presidente del Gobierno, que ha insistido en que esta medida no ha podido llevarse a cabo antes. La medida se supone que es para las empresas que contraten a partir de ahora, y que no afecta a los trabajadores ya contratados.

El presidente del Gobierno anunció esta medida como parte de una batería de propuestas para mejorar la economía, que prevé crecerá un 1 por ciento en 2014, y que se complementará con la reforma fiscal que espera presentar en junio al Congreso de los Diputados.

Bueno, algo es algo. La rebaja de las cotizaciones siempre se ha planteado desde Hispanidad. Muy bien la rebaja a esos doce millones de contribuyentes, pero aún quedan rebajas de IRPF pendientes para la clase media...

Andrés Velázquez
[email protected]