• Y se defiende: "si no se toman algunas decisiones, estaríamos destruyendo el futuro".
  • Deja también abierta la posibilidad de otra subida fiscal.
  • "No queremos subir el IVA ni otros impuestos", ha dicho, pero ha añadido que dependerá de la la senda de crecimiento y los objetivos de cumplimiento del déficit.
  • Cabe dentro de lo posible que opte por cambiar el tipo de algunos bienes de consumo con IVA superreducido como sugiere y predice Fedea.
  • Sobre la rectificacion del objetivo del déficit: "La inmensa mayoría de los países europeos lo ha hecho".

El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy (en la imagen), ha comparecido en rueda de prensa junto al primer ministro eslovaco Robert Fico, donde le han preguntado si va a proceder a más recortes y si estos se anunciarán el próximo día 26 cuando se hará público el Plan Nacional de Reformas dentro del Programa de Estabilidad que será remitido a la aprobación de la Comisión Europea.

Mariano Rajoy ha reconocido que "es probable que tengan que hacerse recortes en alguna partida presupuestaria" y que ello "no es algo que le guste a nadie". A veces, ha afirmado, "hay que tomar decisiones importantes que a veces son incómodas, no son gratas, y son muy difíciles de tomar. Si lo hacemos es porque es algo necesario e imprescindible (…) si no tomáramos algunas decisiones que se deben adoptar en un primer momento, estaríamos destruyendo el futuro.

También ha afirmado que "no queremos subir el IVA y otros impuestos", pero tampoco ha negado de forma taxativa que no se vayan a crear, por ejemplo, otros. Ha dicho que dependerá de la situación económica, de la senda de crecimiento y el cumplimiento del objetivo del déficit. Las declaraciones de Rajoy invitan a creer lo que vaticinan algunos agoreros, reclama Bruselas y sugiere FEDEA, que se eleve tarde o temprano el tipo de algunos productos que hasta ahora llevaban el superreducido.

En cuanto a la revisión de las previsiones económicas y a la flexibilización del objetivo del déficit, ha manifestado que la economía está sujeta "a muchos cambios y circinstancias" y tanto el FMI como Bruselas, así como  la inmensa mayoría de los países europeos ha modificado sus previsiones a la baja. Ha enunciado de carrerilla que "el Reino unido preveía para el año 2013 un crecimiento del 1,8% y ahora es del 0,6%"; que en Francia, era del 0,8%, y ahora es del 0,1% y que hasta Alemania era del 1,6 y ahora es del 0,4%. "Tampoco Irlanda y Portugal han hecho nada distinto a lo que aquí se ha hecho… La economía está sujeta a muchos cambios y circunstancias".

Sara Olivo
[email protected]