• La congresista pro-aborto Paola Pabón -del mismo partido que Correa, Alianza País- decidió retirar su propuesta despenalizadora.
  • El obispo Arregui se muestra "impresionado por el coraje y la calidad con la que el presidente ha hablado".
Se lo contamos en nuestra sección semanal sobre Hispanoamérica. El presidente de Ecuador, Rafael Correa (en la imagen), anunció la posibilidad de renunciar al cargo ante lo que calificó como "traición" por parte de un grupo de diputados oficialistas (o sea, de su partido) que promovía la ampliación de la despenalización del aborto en un código penal debatido por el Parlamento, recogió Infobae.



"Si un grupo de personas muy desleales, una mayoría en el bloque parlamentario de Alianza País", logra que la despenalización del aborto sea incluida en el nuevo código penal, "yo inmediatamente presentaré mi renuncia al cargo", sostuvo Correa.



"Que hagan lo que quieran, yo jamás aprobaré la despenalización del aborto". "¿Dónde se habla de despenalizar el aborto Por el contrario, la Constitución dice defender la vida desde la concepción", apuntó el jefe de Estado. Correa, quien se define como "humanista, católico y de izquierda", y que está en el poder desde enero de 2007, señaló: "Hemos hablado muy claro, cualquier cosa que se aparte de esa línea simplemente es traición, y parece que eso está sucediendo en la Asamblea Nacional".



Con su firmeza, Correa ha motivado que la congresista pro-aborto Paola Pabón, haya tenido que dar marcha atrás y retirar su propuesta de ampliación de despenalización parcial de las prácticas abortistas. Paola Pabón -de la misma formación que Correa, el movimiento oficialista Alianza País- decidió retirar el viernes su propuesta despenalizadora del aborto en los supuestos de "riesgo para la madre" y "violación", que han sido dos auténticos coladeros en todos los países donde se han implantado, como recuerda Religión en Libertad. 



Así, Correa ha conseguido que la Asamblea Nacional mantenga la sanción del aborto tal y como estaba en el anterior Código Penal. El nuevo Código Integral Penal aprobado por la Asamblea sólo mantiene la despenalización de dos tipos de aborto: que esté en peligro la vida de la madre y que el embarazo sea a causa de una violación a una mujer con discapacidad mental, lo que significa que no hay cambio respecto de lo que ya incluía el código anterior, recogía Infocatólica. 



Por su parte, la Iglesia católica, por medio del arzobispo de Guayaquil y presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Antonio Arregui, ha calificado como "muy apreciada" la posición del presidente del país, Rafael Correa, ante la cuestión de una posible legalización del aborto. En una nota enviada a la Agencia Fides, Mons. Arregui dijo que esta "impresionado por el coraje y la calidad con la que el presidente ha hablado. Creo que es un muy notable". Mons. Arregui también afirma que la posición de la Iglesia sobre este tema es bien conocida: "Creemos que la vida humana es sagrada y no puede ser eliminado".



En otras ocasiones, hemos criticado a Correa por decisiones o formas de gobernar, como cuando ataca la libertad de prensa. Pero en esta ocasión, Correa ha dado un ejemplo de coherencia, pues él se define como "humanista, católico y de izquierda" y desde esa óptica ha conseguido parar la ampliación de la despenalización del aborto en su país.



José Ángel Gutiérrez


[email protected]