• Shevardnadze (exjefe de la diplomacia soviética):  "Será un proceso largo, y la preocupación fundamental ha de ser que ninguna de las partes incurra en un error que suponga una amenaza para la seguridad de todo el mundo".
  • García-Margallo argumenta como contra el independentismo catalán: ningún país de la UE reconocerá a Crimea tras el referéndum "ilegal".
  • El líder prorruso de Crimea dice que la unificación a Rusia se completará en meses. 
El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha dicho este lunes que "ninguno" de los 28 países de la UE reconocerá el referéndum que quiere celebrar Crimea para separarse de Ucrania e incorporarse a Rusia: "El referéndum es contrario a la Constitución ucraniana, que proclama la integridad territorial del país".

Y ha añadido que ese texto constitucional al hablar de la república autónoma de Crimea dice que todos sus actos "deben enmarcarse dentro del ordenamiento interno". Argumentos estos que nos recuerdan mucho al que utiliza el Gobierno para referirse al referéndum que pretende realizar el Gobierno autonómico catalán...

Aunque ha añadido otros: "Ninguno de los 28 Estados miembros de la UE reconocerá un referéndum que es ilegal, por ser contrario a la carta de la ONU, al acta final de Helsinki y al acuerdo de amistad y cooperación entre la Federación Rusa y Ucrania", ha insistido García-Margallo.

Mientras, el expresidente georgiano y exjefe de la diplomacia soviética, Eduard Shevardnaze, y que por tanto sabe de que habla, ha dicho hoy a Efe que Rusia no teme a las sanciones internacionales que le puedan ser impuestas por su intervención militar en república autónoma ucraniana de Crimea: "No creo que Rusia tema a sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea por los acontecimientos en Ucrania".

Sin embargo, destacó que "la realidad es tal que Rusia no podrá conseguir fácilmente sus objetivos, ni la comunidad internacional podrá arreglar la situación en el corto plazo". "Será un proceso largo, y la preocupación fundamental ha de ser que ninguna de las partes incurra en un error que suponga una amenaza para la seguridad de todo el mundo", indicó Shevardnadze.

Sin embargo, las palabras de Eduard Shevardnaze, que sabe muy bien cómo se las gastan en Moscú, dejan entrever que Rusia -presidida por Vladimir Putin (en la imagen)- lo tiene muy claro: va a quedarse con Crimea, pase lo que pase.

Y a todo esto, los prorrusos de Crimea, a lo suyo. El primer ministro prorruso de Crimea, Serguéi Axiónov -al que el Gobierno central de Ucrania niega toda legitimidad-, ha afirmado que la incorporación a Rusia de esta república autónoma ucraniana podría quedar completada "en meses", en caso de que el referéndum convocado para este domingo avale esa opción.

"Si la consulta popular dice que sí, que Crimea debe formar parte de Rusia, comenzaremos a trabajar las veinticuatro horas del día (...) e intentaremos instalarnos cuanto antes en el campo legislativo de Rusia", dijo Axiónov en una entrevista publicada hoy lunes por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Andrés Velázquez
[email protected]