• El presidente ruso niega haber enviado tropas a Ucrania aunque se reserva "el derecho" a hacerlo.
  • Dice que las tropas que han tomado el control de la península de Crimea son "fuerzas locales de autodefensa".
  • Aunque utilizan vehículos con matrícula del Ejército ruso...
  • Advierte a EEUU y a la UE de que en caso de adopción de sanciones contra Rusia, "los daños serán mutuos".
El presidente de Rusia, Vladimir Putin (en la imagen), ha realizado hoy martes sus primeras declaraciones sobre la crisis ucraniana en las que ha denunciado que la toma del poder en Kiev por parte de la oposición fue "un golpe de Estado anticonstitucional" y el resultado de una insurrección armada.

Putin ha asegurado que no hay necesidad ahora de enviar tropas a Ucrania, ha negado que los soldados desplegados en Crimea pertenezcan al Ejército ruso y ha dicho que se trata de "fuerzas locales de autodefensa".

No obstante hay que recordar que los soldados prorrusos que han tomado el control de la región autónoma no tienen ningún distintivo en el uniforme, pese a que utilizan vehículos con matrícula del Ejército ruso. Lo cual es muy sospechoso, ¿verdad, Vladimir

En cualquier caso, el presidente ruso ha advertido que se reserva "todos los medios" para proteger a sus ciudadanos en el país vecino si la situación se desborda en las regiones del este, habitadas por rusohablantes.

El presidente ruso también ha advertido a Estados Unidos y a la Unión Europea de que en caso de adopción de sanciones contra Rusia, "los daños serán mutuos".

Según Putin, Rusia tiene en este sentido "una petición del presidente legítimo de Ucrania", en alusión a Víctor Yanukóvich, destituido por el Parlamento ucraniano y que se encuentra actualmente refugiado en territorio ruso.

Cualquier intervención de este tipo, ha añadido Putin, sería "legítima y dentro del marco de la legislación internacional". "Incluso si tomamos la decisión, si tomo la decisión de emplear las fuerzas armadas, será legítima", ha dicho el presidente ruso.

El líder ruso también ha advertido que Rusia no reconocerá las elecciones en Ucrania, previstas para el 25 de mayo, si tienen lugar "bajo el terror".

La firmeza de Putin es innegable.

Andrés Velázquez
[email protected]