• Tanto el BBVA como el Santander quieren absorberlo.
  • Y Restoy lleva un año saboteando el plan de reconversión de la entidad.
  • Castellano cuenta con el apoyo de Rajoy y, sobre todo, de Feijóo.
  • Además, el banco ha registrado beneficios en el primer trimestre.

Galicia es, sin dudas, una de las regiones de España que más interés suscita entre los banqueros. Tanto el presidente del Santander, Emilio Botín, como el del BBVA, Francisco González, quieren crecer en el noroeste de la península, y para ello están más que dispuestos a absorber la única entidad gallega que queda.

Botín ha visto cómo, en lo que va de año, la territorial del Santander en Galicia es la que mejores números ha reportado a la entidad. Ve en la región un potencial importante. Si se hace con NCG matará dos pájaros de un tiro: sería el líder de la zona y, además, le ganaría la partida a su gran rival.

Por su parte, FG nunca le ha quitado el ojo al banco gallego. Sabe que su presencia en la región es muy mejorable, y ahora es un buen momento para hacerlo.

Los dos banqueros tienen el apoyo de Restoy. El subgobernador del Banco de España lleva un año boicoteando el proyecto de José María Castellano (en la imagen). El último palo en la rueda: alegó que no se puede vender un banco a un grupo de fondos de capital riesgo. Apenas una semana tardó el comisario Almunia en afirmar que Bruselas sí lo admite.

El plan de Castellano es, precisamente, presentar un grupo de fondos americanos dispuestos a hacerse con la mayoría de la entidad, es decir, con el 51% del banco. Eso sí, después de cerrar el asunto de las preferentes.

Y no está solo. Tiene el apoyo de Mariano Rajoy y, sobre todo, el del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ve en NCG Banco la última oportunidad para tener un banco gallego. El ministro Guindos, por su parte, está de acuerdo con el proyecto, siempre y cuando llegue el dinero.

Otro argumento a favor de Castellano: las cuentas del primer trimestre de este año. El banco ha registrado beneficios de 21,2 millones de euros hasta marzo de este año.

Pablo Ferrer

[email protected]