• Muy pocas novedades en el programa que el Gobierno presentará en Bruselas.
  • La mayoría de las medidas, como la Ley de Transparencia o la Autoridad Fiscal Única, ya eran conocidas.
  • La Ley de desindexación, muy mal explicada por Montoro, Soraya Sáenz de Santamaría y De Guindos, se utilizará para desvincular los contratos públicos del IPC. No afecta, afirman, al sueldo de los funcionarios.
  • La política económica va a ser la misma, sin alteraciones en los grandes ejes.

Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen), acompañada por Cristóbal Montoro, titular de Hacienda, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comparecido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para enunciar "las reformas de futuro hacia el crecimiento" que servirán para sacar al país de la crisis en el marco del programa de Estabilidad y del Plan Nacional de Reformas que tendrán que ser presentados en Bruselas. La mayoría de las propuestas suenan ya a viejo, o están ya en marcha o fueron anunciadas con anterioridad o, incluso, se quedan en el titular y no se desarrollan lo más mínimo. Ahí va la lista, que dista mucho de ser, salvo algunas excepciones, novedosa.

1.- Saneamiento de las cuentas públicas: medidas de consolidación fiscal y Seguridad Social. Incluye la creación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que no es autoridad, pues sus informes no son vinculantes, ni tampoco es independiente. Dentro de este apartado, incluye también la Ley de Transparencia, de Acceso a la Información Pública y de Buen Gobierno; así mismo, se incluye la lucha contra la morosidad en las Administraciones Públicas, la revisión de la tributación con criterios de convergencia europea, en especial a la fiscalidad medioambiental -los llamados impuestos verdes- y la regulación del factor de sostenibilidad para garantizar el futuro del sistema de pensiones.

2.- La Ley de la Reforma de la Administración Pública. Incluye la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, así como el Informe para la Reforma de las Administraciones Públicas.

3.- Nuevo Plan Anual de Política de Empleo 2013 y Estrategia Plurianual de Activación para el Empleo 2014-2016.

4.- Ley de Apoyo al Emprendedor y su internacionalización.

5.- Ley de Desindexación de la Economía Española. Por desindexación se refiere al índice del IPC. Su función será básicamente desindexar los contratos públicos, que no, ha dicho, de los funcionarios públicos, cuyo sueldo está congelado. También ha hablado de las rentas públicas, sin especificar a qué se refería. Dado el inextricable y complicado lenguaje utilizado por Montoro y la vicepresidenta para explicar esta complicada ley, todo hace pensar que la misteriosa desindexación puede utilizarse para muchas más cosas de las anunciadas.

6.- Ley de Garantía de la Unidad de Mercado y Plan de Racionalización Normativa.

7.- Ley de Servicios y Colegios Profesionales.

8.- Ley de Buen Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social Corporativa.

Pues estas son las medidas, que con un lenguaje rimbombante, mucho más claro que el usado para explicar la misteriosa ley de desindexación, han sido defendidas así por Soraya: "trabajar más profundamente en las líneas de política económica… las reformas para la competitividad". La política económica va a ser la misma, ha aclarado, sin alteraciones en los grandes ejes. Y se ha quedado tan tranquila después de pronunciar semejante frase.

Sara Olivo

[email protected]