• De los 3.150 millones de euros de deuda total, el 59% vence a corto plazo.
  • Y el Gobierno se niega a que Telefónica compre el 46% de Sogecable.
  • Puede vender Santillana pero es la que aporta liquidez al grupo.
  • Y la SER es muy influyente pero no muy rentable. Además, si hay comprador, 3i exige vender primero.
  • Y el fútbol ha dejado de ser negocio.

Francamente, creo que la apuesta de PRISA por el fútbol en directo empieza a ser una huida hacia adelante. Probablemente esta exclusividad, que según reconoce la sociedad cada vez le sale más cara y menos rentable, está sosteniendo la escasa capacidad para generar ingresos que viene mostrando.

Ingresos que cada vez, a la vista de los números que ha presentado, correspondientes al primer trimestre del ejercicio, le empiezan a ser absolutamente necesarios para pagar la deuda bancaria: la cifra más importante, y relevante, de todo el balance. Así la deuda (deuda total de PRISA a 31 de marzo: 3.158 millones de euros), además de haberse visto incrementada en 50 millones de euros respecto al año anterior, ha reducido su plazo de exigibilidad, pues mientras en el 2012 el 34% de la misma vencía a corto plazo, en el actual ya es el 59%.

Difícil papeleta para los próximos meses. En concreto, ese análisis sencillo que es calcular el fondo de maniobra, la diferencia entre los activos liquidables en el corto plazo y las obligaciones en el mismo periodo, nos muestra que si la entidad lo tenía ligeramente negativo al cierre de 2012 (-62 millones de euros), ahora lo tiene muy, muy, muy negativo: -1.324 millones de euros. Es decir: está en clara situación técnica de suspensión de pagos. Si lo prefieren, en quiebra técnica.

Junto a esto, tampoco los resultados acompañan. Pierde 12,3 millones de euros en el primer trimestre, cuando en el 2012 cerraron con 8,04 millones. Parece que la crisis se ha ensañado de una forma especial con el negocio de la comunicación televisiva y la prensa escrita. Evidentemente, los ingresos recurrentes de estas sociedades se han centrado en la publicidad y los clientes habituales están para pocos gastos en la misma. Tampoco ha ayudado la dura competencia en estos dos sectores. En TV, la expansión llegada con la TDT ha saturado el mercado de oferta publicitaria, y eso que la renuncia de las cadenas públicas al pastel publicitario está dando una importante dosis de oxígeno a los ingresos de las cadenas televisivas.

Por lo que respecta a la televisión de pago, es más que evidente que se está manteniendo a duras penas gracias a la exclusiva del futbol, del que PRISA no se atreve a cuantificar su coste y, de una forma recurrente, elude dar datos en su comunicado. De forma reiterada excluye esta partida en los diferentes ratios: ¿nos asustaría la cifra invertida, o es de difícil rentabilidad

El gran problema va a estar el día en que se ponga en duda la valoración del fondo de comercio de PRISA: un activo no líquido y que no parece rentable que supone el 44% de los activos del grupo y que es un 30% superior a los fondos propios del grupo. Si el niño que vio al Rey desnudo dijera que eso no vale nada, PRISA no estaría en suspensión de pagos, sino en quiebra.

Conclusión: los bancos ya están pensando en una refinanciación de deuda de PRISA, con fortísimos vencimientos a comienzo del próximo ejercicio. Y ojo, una refinanciación exige más garantías. Nadie ha esquilmado a la banca como el temido Juan Luis Cebrián (en la imagen) pero ahora la banca está en crisis e insisto: las normas de solvencia son mucho más estrictas.

Dentro de esta difícil situación de la cuenta de resultados de PRISA, solo aumentan los ingresos en sus negocios iberoamericanos, un 4,9% y los ingresos por publicidad en el área digital crecen un 11,9%. Por contra, parece bastante espectacular el descenso en los ingresos por publicidad en prensa un 20,8% y en la radio española, un 24,1%.

Después de todo esto el otrora imperio de la comunicación parece que se ve incapaz de remontar la difícil situación financiera que se está mostrando de muy larga duración, pero mientras que su influencia periodística siga siendo tan importante parece que nadie en el sector financiero se atreverá a dejarle caer por una refinanciación de su abultada deuda, salvo que los recientes criterios de clasificación de deuda reestructurada publicados por el Banco de España el pasado 30 de abril aconsejen provisionar más y más. Y eso es, justamente, lo que va a ocurrir.

Vamos entonces con las posibles ventas. Santillana se presta por sí sola. Sólo que tiene un problema: es la única que aporta liquidez al grupo, para que el problema de deuda no se una además, un problema de caja que ese es mucho más grave.

¿Vender Sogecable a Telefónica De acuerdo, especialmente ahora, porque el fútbol está dejando de ser negocio y hay que renegociar las condiciones con los clubes para septiembre. Ahora bien, el Gobierno Rajoy se ha puesto el veto y la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) podría instrumentarlo por razones de monopolio.

¿La SER Unión Radio es más influyente que rentable. Además, el fondo 3i está deseando irse. Y ojo, si hay comprador se pide primer. En definitiva, habría que vender el 100 por 100 y Cebrián perdería uno de sus grandes instrumentos de presión.

Rodrigo de Silos

[email protected]