Es la misma operación -fallida- de Sogecable, pero con las radios iberoamericanas, que sí tienen buena venta. Es la opción de Juan Luis Cebrián para salvar su puesto: si falla, Ignacio y Manuel Polanco venderán la antigua Sogecable a Berlusconi

El consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián se resiste a morir. Para salvar la deuda del Grupo -más de 5.000 millones de euros- está vendiendo todo lo que puede pero sin perder el control de nada: un 35% de Media Capital, un 25% de Santillana y así con todo. Sin embargo, ahora negocia una compra: tiene el 57% de Radio Caracol de Colombia pero quiere el 100 por 100. La idea es repetir la operación, fallida, de Sogecable: -la misma, asimismo fallida, que intentó el Santander en Cepsa- comprar todo para vender mejor. En el caso de Sogecable, Alierta, en defensa de los  accionistas de Telefónica acudió a la OPA, contra los intereses de Cebrián, lo que encareció la operación y sobre endeudó a PRISA.

Porque el plan consiste en paquetizar las participaciones de PRISA en radios iberoamericanas

(página 50) para luego poder sacarlas a bolsa o venderlas.     

Ahora bien, esta estrategia de vender trozos y mantener el control sobre el conjunto es la última oportunidad de Juan Luis Cebrián para salvar su puesto y mantener unido a todo el Grupo. Si falla, tiene muy claro que Ignacio y Manuel Polanco proseguirán la negociación con Mediaset para vender a Berlusconi toda la antigua Sogecable: Cuatro y Digital . A Ignacio y Manuel les basta con quedarse con El País y la cadena SER.

Eulogio López

[email protected]