El Ejecutivo ya no cree en la recuperación: sólo en mantenerse en el poder con cargo al erario público.  El gasto público -llámese social o no- se lleva la mitad del presupuesto, en detrimento de la inversión. El IVA pasa del 16 al 18%. Previsión de paro oficial para 2010: 18,9%

Mejor que se haya aprobado en sábado porque lo cierto es que el Gobierno Zapatero es ya un barco a la deriva que, como todos los gobiernos, hace aguas por la parte superior. Los Presupuestos para 2010 han sido presentados por la vicepresidenta segunda del Gobierno con sonrisa eléctrica y hasta cierta desgana. Un detalle: a Elena Salgado no se le ha ocurrido mejor idea que agradecer la solidaridad mostrada en la elaboración de tan magros presupuestos entre el resto del Ministerio de su Gobierno.

Idea clave: el Gobierno Zapatero ya ha renunciado a crear empleo y se conforma con asegurarse su permanencia en Moncloa a costa de repartir subvenciones con cargo al erario público, sin pensar en que la gente de bien no quiere subsidios sin salarios.

No hay alternativa socialdemócrata a la crisis, el gasto social se lleva la mitad, en detrimento de la inversión pública. Lo único que hay es una obsesión por mantenerse en el poder a costa de repartir subvenciones.

El IVA sube del 16 al 18%. Supuesto, y no admitido, que haya que subir impuestos, lo cierto es que aumentar el IVA es oportuno cuando la inflación es baja, pero lo lógico hubiera sido aumentar los impuestos indirectos a cambio de reducir cuotas sociales para animar la creación de empleo. Pero no ha sido así.

Por cierto, ¿Cuánto aumentará el fraude del IVA con el aumento del impuesto?  

Lo más terrible: el propio Gobierno reconoce que el paro llegará al 18,9% y hablamos de una cifra oficial. En otras palabras, un porcentaje cribado de paro estadístico, por lo que el desempleo real superará con creces el 20%.

No es un Presupuesto, es un desastre.

Eulogio López

[email protected]