• Lo explica la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán a través de una campaña publicitaria sin precedentes.
  • Los otros 32 euros restantes de la factura son costes ajenos al suministro eléctrico, es decir, a la propia Iberdrola.
  • En resumen, solo el 38% de la factura cubre los gastos de generación, transporte y distribución de la energía eléctrica.
  • En el último lustro, el precio de la luz se ha incrementado en España un 63%.

La luz se ha convertido en las últimas semanas en el tema de conversación de más de una tertulia y en el centro de las críticas de muchos usuarios, que ya están bastante cansados y hartos de tener un recibo con un precio cada vez más elevado, por el famoso tarifazo, pues la última subasta fijó el precio de la luz en 61,8 megavatio/hora (MWh), lo que supone una subida del 11% para el 2014.

Pero esto fue solo el principio, pues la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) invalidó esta última subasta y el ministro de Industria, José Manuel Soria, dijo que la luz no podría tener dicha subida. Ahora estamos a la espera de que se proponga otro modelo para determinar el precio de la luz del 2014, el cual se tratará en el último Consejo de Ministros del año, que se celebrará este próximo viernes.

Pues bien, la polémica del tarifazo hizo que saltaran chispas entre el Ministerio de Industria y las eléctricas. El primero, las culpó de manipulación en la subasta, y las eléctricas, agrupadas en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA), que no quieren ser vistas como las malas de la película, pidieron al Gobierno que actuara con la máxima transparencia y velocidad, e incluso se personaron ante la CNMC el pasado lunes para que este organismo regulador les aclarase lo ocurrido en la subasta.

Dentro de este contexto, Ibeiberdrola factura transparente anuncio rdrola, una de las empresas asociadas de UNESA, ha colocado un anuncio en la prensa bastante clarificador respecto a lo que cuesta de verdad la luz a cada usuario al mes. Según este, de los 51 euros de la factura mensual de un hogar medio, solo 19 se refieren a la energía kWh consumida y a las líneas eléctricas para transportarla y distribuirla. Mientras que los 32 euros restantes pertenecen a costes ajenos al suministro eléctrico. Esta cuantía se desglosa de la siguiente manera: 15,7 euros son cargas fiscales, es decir, impuestos; 9,7 euros corresponden a subvenciones medioambientales, también denominadas primas a las renovables o régimen especial; 1,9 euros de subvenciones territoriales; 1,3 euros para ayudas sociales y 3,4 euros para otros costes.

En resumen, que solo el 38% de la factura cubre los gastos de generación, transporte y distribución de la energía eléctrica, mientras que el 62% restante hace referencia a costes ajenos al suministro eléctrico. Según Eduardo Montes, presidente de UNESA, el recibo de la luz solo "debería tenergeneración, transporte, distribución e impuestos". Además considera en relación a las primas a renovables, responsables del déficit de tarifa, que "no hay motivo para que estén en el recibo eléctrico" y "deberían ir a otras partidas presupuestarias".

Generación, transporte y distribución ahora representan menos del 50% del recibo de la luz, mientras que en el año 2004 suponían el 75% del mismo. A la vista de la transparencia que ha mostrado la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) en el anuncio, cabe preguntarse, ¿tenemos la factura de luz más cara de Europa No es la más cara, pero está entre las más caras y, en los últimos cinco años es una de las facturas que más se ha encarecido, en concreto un 63%.

Durante el primer semestre de este año la luz tuvo un precio en España de 0,22 euros el kilovatio por hora, cercano a la media europea, pues en los países de la zona euro fue de 0,21 euros el kilovatio por hora y en la UE-28, de 0,20. Dinamarca (0,30 euros), Alemania (0,29 euros) y Chipre (0,27 euros) tuvieron los precios más caros, mientras que el más barato fue el de Bulgaria (0,09 euros).

Desde el año 2008 el precio de la luz se ha ido encareciendo en la mayoría de países europeos. En España se ha incrementado en un 63%, con lo que ocupa el cuarto puesto del ránking, por detrás de Malta (71%), Estonia (66%) y Letonia (64%), bastante superiores a los incrementos europeos, zona euro (29%) y UE-28 (27%).

Veremos pronto cuál es finalmente el precio de la luz que se fija para el 2014 que ya tenemos a las puertas, pero de lo que no cabe duda es que volverá a ser alto, debido fundamentalmente, a que en el recibo aparecen demasiados costes ajenos al suministro eléctrico que encarecen su cuantía.

Cristina Martín

[email protected]