• El tope legal se había establecido en 1.500 millones.
  • Las primas al régimen especial aumentaron un 22,9%, hasta los 8.586 millones.
  • Según la CNE, las subvenciones representan el 60% del total de los costes regulados del sistema.
  • Tanto el sector como el Gobierno confían en que las nuevas medidas permitan cumplir el objetivo de déficit cero este año.
  • El déficit acumulado asciende ya a 26.000 millones.

Nuevo mazazo a las sucesivas reformas energéticas del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen). Según la Comisión Nacional de la Energía (CNE), el déficit de tarifa en 2012 fue de 5.609 millones de euros, muy lejos de los 1.500 millones que el Ejecutivo había marcado como tope para el ejercicio, y un 45,7% más que en 2011.

El asunto es que los costes del sistema crecieron un 9,3%, hasta los 19.877 millones de euros. ¿Por qué tanto Fundamentalmente porque las subvenciones aumentaron un 23,7%, hasta los 11.374 millones de euros. Una barbaridad. Especial mención merecen las primas a las renovables y a la cogeneración, que se incrementaron un 22,9% respecto a 2011, hasta los 8.586 millones.

Pero eso no es todo. Los costes extrapeninsulares crecieron un 42,8%, hasta los 1.622 millones de euros. Por su parte, las ayudas al carbón nacional también aumentaron, y lo hicieron un 23,5%, hasta los 494 millones. El bono social creció un 14,8% y alcanzó los 202 millones.

Así las cosas, las subvenciones representan ya el 60% del total de los costes regulados del sistema, algo que Soria pretende cambiar con la nueva reforma del sector.

Sin embargo, en los dos primeros meses del año, el déficit ha superado los 1.000 millones de euros. Se estima que la bajada de la demanda -menos impuestos- y el hecho de que el Gobierno aún no ha dispuesto del crédito de 2.000 millones con cargo a los Presupuestos, haga que ya en el primer trimestre, la deuda eléctrica alcance los 2.000 millones.

Pablo Ferrer

[email protected]