• Y todos están de acuerdo en una cosa: la oferta de Urgoiti es impresentable (92% de quita). La de Centerbridge, también (80%).
  • La banca acreedora ha ampliado el plazo más allá del lunes 20 pero sólo acepta un descuento de entre el 60 y el 65%. 
  • La compañía aún tiene en caja diez millones de euros del crédito urgente de los 56 que se le concedieron en verano.
  • Y Chile pendiente. Si se llega a un acuerdo de recapaitalización de la matriz se levantará el concurso de acreedores..

Mientras el Santander exige la liquidación de Pescanova, Caixabank y Sabadell –los dos grandes apoyos de Carceller hasta hace poco- apuestan por hacerse con el control de la compañía. Son dos posturas distintas pero que parten del mismo punto: la oferta del presidente José Manuel Urgoiti (en la imagen) es impresentable (quieren una quita del 92%). Tampoco es aceptable la del fondo Centerbridge, que solicita un 80% de quita. Es la opinión compartida de la banca acreedora, Caixabank, Sabadell, Popular, Novagalicia, Santander y BBVA.

Ninguno de ellos está dispuesto a admitir un descuento superior al 60-65%, sobre una deuda bancaria de 3.000 millones de euros, a los que hay que sumar otros 500 millones en bonos. Pero ojo, porque tampoco consideran una oferta aceptable la de los fondos Centerbrige y BlueCrest, que exigían una quita del 80%.

Así las cosas, la banca acreedora ha ampliado más allá del lunes 20 el plazo para elegir la mejor opción. Pero si no cambian mucho las cosas, los bancos se harán con el control de la compañía por capitalización de la deuda. De hecho, ya tienen un candidato para gestionar la multinacional: Senén Touza. Es el preferido de la banca.

En cualquier caso, la ampliación del plazo no perjudicaría a la empresa que, según publica este jueves La Voz de Galicia, está bien de tesorería, ya que aún mantiene intactos en caja diez millones de euros de los 56 que se le concedió en verano. A esto hay que unir la paralización de la liquidación de la filial chilena, un aspecto positivo de cara al futuro. Pero todo depende de que se llegue a un acuerdo de capitalización de la matriz.

Pablo Ferrer

[email protected]