• Más prudente, Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad Editorial, habla de un futuro para la distribución con impresión a demanda.
  • De momento, el diario El Mundo acomete una tercera ronda de ajustes: negocia con los sindicatos la bajada de un 20% en al menos una paga.
  • Fernández-Galiano: los ajustes en los sueldos pueden servir para "salvar todos los puestos de trabajo posibles".
  • También pretende unificar todos los convenios de Unidad Editorial.
  • Al mismo tiempo afirma que no se puede reducir más el número de profesionales, aunque manifiesta: "desde luego, tenemos que bajar los costes de personal y esto lo tienen que entender todos, en nuestra empresa, en el sector y en el conjunto de los sectores".
  • Con tanta ambigüedad, los trabajadores del diario El Mundo no están tranquilos.
  • Hace unos días se fichó a Liborio García como gurú estrella de los vídeos que se incluyen en la web, pero ya se ha prescindido de sus servicios.
  • La relación entre Pedro J. y su presidente no parece demasiado fluida.
  • El presidente de Unidad Editorial reconoce que la orden de elevar el porcentaje de los ingresos que se obtienen de Internet procede de Italia, en concreto de Rizzoli.

El diario El Mundo negocia con los sindicatos la reducción de al menos una paga extra para los empleados y directivos del periódico.

La rebaja sería de un 20% en al menos una paga, aunque el planteamiento inicial era que fueran dos. El ambiente en el periódico que dirige Pedro J. Ramírez es de incertidumbre, aunque, en principio, no parece que vayan a producirse despidos inmediatos  dentro de lo que sería el tercer ajuste del diario.

Los últimos quince despidos tuvieron lugar en el mes de mayo, después del ERE del pasado año.  En los últimos días sólo se ha producido una baja, la de Liborio García, contratado como gurú estrella en el montaje de vídeos para la web, la gran apuesta del Unidad Editorial. Un fichaje controvertido, ya que se trata de un presentador y no de un montador de vídeo.

Este martes, Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad  Editorial, ha protagonizado el desayuno de Nueva Economia Forum, donde ha reconocido que los ajustes en los sueldos pueden servir para "salvar todos los puestos de trabajo posibles", aunque al mismo tiempo reconoce que no se puede reducir más el número de profesionales. Los ajustes, señala, son dolorosos y "hay que abaratar los costes de personal cuando se ha producido una caída en el 50% de los ingresos".

Fernández-Galiano ha destacado que una de las medidas que se estudian es la unificación de todos los convenios de Unidad Editorial. También  ha reconocido que  la orden de elevar los ingresos porcentuales del grupo procedentes del negocio digital de un 14% a un 25% procede directamente de Italia.  Ha puesto en valor los más de ochenta mil lectores de Orbyt, así como el acuerdo de distribución al que ha llegado con Telefónica para multiplicr el valor de sus productos. En un momento del coloquio, a petición del moderador, Pedro J. Ramírez, presente en el desayuno, tal vez para demostrar que no son ciertos los rumores que afirman que no se lleva bien con su presidente, se ha puesto en pie para coger el micrófono y  afirmar que "los redactores y periodistas no somos sensibles al esfuerzo titánico que llevan a cabo nuestros gestores".

También ha vaticinado un futuro para la prensa escrita, en el que los periódicos como El Mundo se imprimirán en casa, con impresoras domésticas. Fernández- Galiano, al término de la intervención del director del diario, ha confirmado los rumores sobre posibles desavenencias entre él y Pedro J. Cuando le han preguntado si quería añadir algo a las palabras de su subordinado, ha manifestado en un tono cortante: "No, él ya ha tenido su momento".

No ha eludido el tema de la crisis del papel el presidente de Unidad Editorial, pero, al contrario que Pedro Jota, no ha hecho subir la cotización de los fabricantes de tóner. El futuro de la distribución, para Antonio Fernández-Galiano, está en la impresión a demanda. Y también, en el caso de la web, en la creación del muro de pago, la limitación del número de noticias que se ofrecen de forma gratuita en la edición digital de El Mundo.

Y uno de los problemas a los que se enfrentan, ha reconocido, es la piratería. Tremendos son los disgustos, señala, que tanto él como el equipo directivo se llevan cada día cuando un artículo de un redactor del periódico circula alegremente por la red con el oficio del autor pero sin ningún beneficio para Unidad Editorial. Sobre la frustrada fusión con ABC, ha señalado que nunca hubo nada, y su afirmación ha levantado algunos murmullos no disimulados en la sala.

Sara Fernández
[email protected]