Nunca le había visto al director de El Mundo (en la imagen) afiliarse con tanto esmero por un político, para ser exactos, por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al tiempo que machaca a su principal enemiga en el PP: la secretaria general, Dolores de Cospedal.

Nadie se libra de los dardos de El Mundo, ni la Casa Real, donde sólo doña Letizia sale bien librada, ni el PP, ni el PSOE, dos partidos corruptos y lamentables, ni los nacionalistas: nadie. Pero Soraya sí, contrapuesta, además, a los palos que recibe su adversaria.

¿Por qué será

Eulogio López

[email protected]