• Marín defiende su incorporación al banco pero el exvicepresidente no se acostumbra al difícil mundo de las low cost.
  • Le cobraron 50 euros extra por el maletín de mano en Easyjet.
  • Este tipo de prácticas de Ryanair e Easyjet es con lo que quiere acabar la ministra de Fomento.

Ocurrió hace unos días. Rodrigo Rato (en la imagen) realizó un viaje en Easyjet, ya saben, una de esas low cost que te permite viajar en avión a precios muy asequibles siempre y cuando no hagas cosas 'extraordinarias' como, por ejemplo, reservar el asiento, imprimir la tarjeta de embarque o llevar dos bultos en lugar de uno.

Precisamente, esto último fue lo que le ocurrió al exvicepresidente. Rato, que también había reservado el asiento, llegó con una maleta y el típico maletín de mano. Error. Ya se ve que Rato, a pesar de ser un lujo para el Santander -Javier Marín dixit- no se acostumbra al mundo de las low cost.

En cualquier caso, es precisamente este tipo de prácticas con las que quiere acabar la ministra de Fomento, Ana Pastor. De momento, el Juzgado de lo Mercantil nº6 de Madrid ha declarado nulas hasta 8 cláusulas de Ryanair. Entre ellas, la de de cobrar 40 euros por imprimir la tarjeta de embarque en el aeropuerto o el hecho de exigir el DNI o el pasaporte a los niños, denegando la validez del libro de familia.

Miriam Prat

[email protected]