• 2013 fue el año en el que se registraron más cantidad de homicidios (24.763; unos 79 por cada 100 mil habitantes) desde la llegada del chavismo al poder en 1999.
  • Para disimular el descalabro, el presidente Maduro remodela su Gobierno con cambios en seis ministerios.
  • Pero está por ver su eficicacia, pues todos ellos son "hijos de Chávez".
La inseguridad ciudadana en Venezuela es brutal. Pero es que, además, el abogado penalista y criminólogo Miguel Gutiérrez denunció, en una entrevista con La Vanguardia, que en el país existe un índice de impunidad del 90%, por lo que sólo 9 sospechosos son detenidos por cada 100 homicidios.

Según datos del Observatorio Venezolano de Violencia, 2013 fue el año en el que se registraron más cantidad de homicidios (24.763; unas 79 por cada 100 mil habitantes) desde la llegada del chavismo al poder en 1999. Estos datos surgen a raíz del asesinato de la modelo Mónica Spear y su esposo. Tras lo sucedido, el propio presidente Nicolás Maduro (en la imagen junto a Chávez) asumió parte de la responsabilidad por la escalada de la violencia en Venezuela.

Pero es que incluso desde 2004, se mantiene la tendencia ascendente. En aquel año el número de asesinatos fue 9.719. A partir de ahí, la ola delictiva no frenó y siguió en aumento. Y en estos últimos años ha gobernado, recordémoslo, el fallecido Hugo Chávez.

El fracaso del chavismo en esta materia es evidente. Por eso, Maduro intenta disimular y hacer como que tiene alguna iniciativa. Y por eso acaba de anunciar la remodelación de su Gobierno, haciendo cambios en seis carteras, después de que todos sus ministros pusieran sus cargos a disposición del jefe de Estado para facilitar la renovación del Ejecutivo en el nuevo año.

Pero se trata de una pantomima, pues, como el propio Maduro ha afirmado, los nuevos ministros son todos "hijos de Chávez", recogía infobae. Cabe suponer, por tanto, que serán igual de ineficaces que don Hugo y el propio Maduro...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]