• Este expediente voluntario afectará al 4% de su plantilla, esto es a 600 de los 14.600 trabajadores, que conforman su plantilla.
  • Esta cifra es superior a la estimada inicialmente, que era de unos 300 trabajadores.
  • En el presupuesto de la compañía para 2014 ya se consignaron 14,9 millones de euros para los gastos del expediente.
  • Este ERE se sucede al que Adif pactó con sus sindicatos a finales de 2013, que incluía a 250 trabajadores.
  • Las plantillas de Renfe y Adif presentan una edad media de unos 51 años.
  • Al inicio del 2014 Renfe se ha estructurado en cuatro empresas: Viajeros, Mercancías, Talleres y Alquiler de Material.

Renfe ha planteado este viernes un expediente de regulación de empleo (ERE) voluntario y universal, que afectará a un máximo de 600 trabajadores. Es decir, al 4% de la plantilla, que está formada por un total de 14.600 empleados.

La compañía ferroviaria que preside Julio Gómez Pomar (en la imagen) aumenta así la cifra de implicados en este expediente, pues la estimada inicialmente era de unos 300 trabajadores, como informó Hispanidad en octubre del año pasado. Es decir, que ahora se duplica el número de empleados afectados. El período de consultas se prolongará como máximo un mes.

La repercusión en las cuentas de Renfe ya estaba prevista, pues en el presupuesto de la compañía para 2014 ya se consignaron 14,9 millones de euros para los gastos del expediente. Hay que tener en cuenta que el ERE de Renfe se sucede al que Adif pactó con sus sindicatos a finales del 2013, que incluía a 250 trabajadores.

En su comparecencia en el Congreso a finales del pasado año, Gómez Pomar expresó su confianza en que la apertura del expediente constituye una "buena medida para la compañía y sus trabajadores". Además, remarcó que supone "dar continuidad a la política llevada a cabo en la empresa desde hace muchos años", por los distintos EREs voluntarios desarrollados en la compañía. Las plantillas de Renfe y Adif presentan una edad media de unos 51 años.

Gómez Pomar también mencionó que la compañía que preside esperaba unas pérdidas en 2013 de 173 millones de euros, además las tasas de Adif hacen que las pérdidas de Renfe aumenten.

El proceso de privatización de la compañía ferroviaria no es un tema sencillo y menos para la ministra de Fomento, Ana Pastor, que en un principio no encontraba compradores. No podemos olvidar que al inicio de este 2014 Renfe se ha estructurado en cuatro empresas: Viajeros, Mercancías, Talleres y Alquiler de Material.

Cristina Martín

[email protected]