• En nuestro país, la joya de la corona de France Telecom, el móvil cayó un 11,1% en el tercer trimestre pero el fijo subió un 11,5%.
  • Los ingresos totales de Orange España crecieron un 1,5% hasta septiembre aunque la empresa no ha facilitado el Ebitda.
  • Vignolles ha conseguido aumentar las ventas de móviles en un 83% a pesar de ser el más reacio a abandonar las subvenciones de terminales.
  • La teleco ha superado los 14 millones de clientes.

En los primeros nueve meses del año, Orange España ingresó 3.060 millones de euros, esto es, un 1,5% más que un año antes. Sin embargo, durante el mismo periodo, el Ebitda del grupo cayó un 8,1%. Mala señal porque, aunque la filial española no facilita el Ebitda trimestral, en los últimos ejercicios ha sido una de las pocas que ha aportado datos positivos al grupo. En resumen: si el Ebitda del grupo ha caído un 8,1% es porque Orange España no ha podido aportar mucho.

Pero vayamos con los datos que sí ha facilitado la compañía este miércoles. Por ejemplo, los ingresos por los servicios móviles. De enero a septiembre, estos ingresos han bajado un 5,8%, hasta los 2.192 millones de euros, y un 11,1% en el tercer trimestre, hasta los 706 millones de euros.

Caída que la compañía ha compensado con los ingresos por servicios fijos (ADSL fijo), que han subido un 14,1% hasta septiembre, hasta alcanzar los 627 millones de euros, y un 11,5% en el tercer trimestre, hasta los 209 millones de euros.

El mejor dato trimestral de la compañía que preside Jean-Marc Vignolles (en la imagen) es el de la contratación de banda ancha. La teleco ha conseguido 83.000 nuevos clientes, lo nunca visto en la filial española. Por su parte, en móviles ha logrado 176.000 nuevos clientes.

A pesar del crecimiento en banda ancha, el número de clientes de móvil sigue siendo la clave de la empresa. De los 14 millones de clientes que tenía a finales de septiembre -un año antes tenía 13,2 millones- 12,41 millones eran de móvil y sólo 1,59 millones lo eran de banda ancha

Pablo Ferrer

[email protected]