• De hecho, el vicepresidente de la Comisión Europea afirma: "Las todavía amplias necesidades de ajuste limitarán la fuerza de la recuperación".
  • Quizá por eso, Bruselas deja en el 0,5% la previsión de crecimiento para España en 2014, frente al 0,7% del Gobierno.
  • El Ejecutivo comunitario cree que España cumplirá este año el objetivo de déficit del 6,5% del PIB.
  • Y denuncia que las condiciones de financiación para hogares y empresas siguen siendo difíciles.
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn (en la imagen), ha dicho hoy martes que en España todavía hay "importantes necesidades de ajuste", al igual que en Italia, y aunque el paro español parece haberse "estabilizado", sigue siendo "insoportablemente" elevado.

Hay madre. ¿Qué querrá decir el simpático de Rhen con lo del ajuste Porque unos y otros no paran de ensalzar el recorte de salarios que ha sufrido el trabajador español, para mayor gloria de la competitividad, pero para ruina de esos mismos trabajadores, que ven que a duras penas llegan a fin de mes (cuando llegan).

Rhen ha reconocido, al menos, que la economía española salió de la recesión en el tercer trimestre del año, al presentar las previsiones macroeconómicas de la Unión Europea (UE) y la eurozona para este ejercicio y 2014-2015.

De hecho, según ha informado la CE, la economía española se contraerá este año un 1,3% (su última previsión fue de -1,5%) y registrará un débil crecimiento del 0,5% en 2014 -frente al 0,7% que prevé el Gobierno- antes de acelerarse hasta el 1,7% en 2015, según las previsiones de otoño publicadas este martes por la Comisión Europea. Bruselas avisa de que "las todavía amplias necesidades de ajuste limitarán la fuerza de la recuperación".

La buena noticia es que el Ejecutivo comunitario cree que España cumplirá este año el objetivo de déficit del 6,5% del PIB (que subirá hasta el 6,8% sumando las ayudas a la banca) aunque avisa de que hay "considerables riesgos a la baja" por la debilidad de los ingresos fiscales.

También se quedará muy cerca del objetivo de déficit en 2014 (en el 5,9% en lugar de 5,8%), pero la brecha volverá a dispararse hasta el 6,6% en 2015 en ausencia de más medidas. El nivel de deuda pública seguirá subiendo rápidamente desde el 94,8% este año hasta el 99,9% al final de 2014 y el 104,3% del PIB en 2015.

Como puntos fuertes de la economía patria, según Bruselas, figuran las exportaciones, que seguirán siendo el principal motor del crecimiento, mientras que la demanda doméstica modera su caída. No obstante, la Comisión resalta que el crédito sigue contrayéndose y que las condiciones de financiación para hogares y empresas siguen siendo difíciles, especialmente para los pequeños prestatarios.

También vaticina la CE que la tasa de paro bajará ligeramente desde el tope del 26,6% de media este año hasta el 26,4% en 2014 -frente al 25,9% que prevé el Gobierno- y el 25,3% en 2015.

Andrés Velázquez

[email protected]