Pero Kennedy no defendía el aborto ni la ideología de género, como Bill Clinton, Hillary y Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acompañado del matrimonio formado por Bill Clinton y Hillary Clinton, ha rendido homenaje a su antecesor en el cargo John Fitzgerald Kennedy, en vísperas del 50º aniversario de su muerte.

Obama, el ex presidente y la ex secretaria de Estado se han desplazado hasta el cementerio nacional de Arlington, en Virginia, donde descansan los restos mortales de Kennedy, para depositar una corona de flores en su memoria.

Después, Obama ha concedido la Medalla Presidencial de la Libertad al ex presidente Clinton y a otros 15 estadounidenses por sus "contribuciones significativas" a la política, la ciencia, la cultura o los deportes, en una ceremonia celebrada en la Casa Blanca.

El presidente de EEUU ha considerado que el ex presidente Clinton se lo merece por "su servicio público en la Casa Blanca y por crear la Fundación Clinton para promocionar la salud y el bienestar, proteger el medio ambiente y fortalecer las economías". Estas palabras pueden interpretarse como un intento de Obama por promocionar a Hillary de cara al futuro.

En ese sentido, y si de cuidar la salud hablamos, cabe recordar que la promoción de los 'derechos sexuales y reproductivos' -eufemismo que se utiliza para no decir 'aborto'- fue una de las políticas a las que con ahínco se dedicó Bill, al igual que ahora su mujer Hillary y el propio Obama. Luego la utilización que hace el actual presidente de EEUU de la figura de Keneedy para promocionar una posible candidatura presidencial de Hillary es espuria.

Andrés Velázquez
[email protected]