Rohaní sugirió, además, que cuenta con la aprobación del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali JameneiDefinitivamente, parece que el cambio de presidente en Irán ha traído nuevos aires al país. Como se sabe, Hasán Rohaní accedió al Gobierno en agosto, en sustitución de Mahmud Ahmadineyad y el cambio ha sido todo un acierto no sólo para Irán sino para el escenario internacional.

Ahmadineyad mantenía un contencioso con Occidente por su deseo de construir armas nucleares, intención disfrazada bajo argumentos de desarrollo para el país. Pero no consiguió sacarse la sospecha de EEUU ni de Israel, enemigo declarado de Irán.

Pues bien: la novedad es que el actual presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha asegurado que su país nunca desarrollará armas nucleares y que su Gobierno tiene total autoridad para llegar a un acuerdo que resuelva el conflicto con Occidente sobre el programa nuclear iraní. Rohaní sugirió, además, que cuenta con la aprobación del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, que es quien manda realmente en Irán, país islámico hasta la médula.

"Bajo ninguna circunstancia desarrollaremos armas de destrucción masiva, incluidas armas nucleares", subrayó Rohaní en una entrevista con la cadena NBC News. "Nunca hemos perseguido o buscado un arma nuclear, y no vamos a hacerlo", añadió. "Estamos buscando solamente una tecnología nuclear pacífica", aseguró el mandatario.

Las declaraciones del presidente iraní se producen poco después de la liberación de un grupo de opositores entre los que se encuentra la abogada iraní y defensora de los derechos humanos Nasrin Sotudeh, colaboradora de la Premio Nobel Shirin Ebadí. La letrada ha sido liberada después de permanecer tres años en prisión.

Recordemos que las negociaciones sobre el asunto entre Irán y el Grupo 5 1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania) están estancadas desde febrero, cuando las potencias propusieron suspender el enriquecimiento de uranio al 20 % y reducir la capacidad de la planta de procesamiento nuclear de Fordo, sin que Teherán haya respondido.

Ahora está por ver si Rohaní dice también la verdad respecto al uso civil de la tecnología nuclear.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]