• Eso si hablamos de sentencias políticas.
  • En materia moral siguen ganando los progres.
  • El CGPJ elige a Xiol Ríos, cercano al PSOE; y a Martínez-Vares, cercano al PP.
  • El Gobierno también designa a sus dos cercanos: Pedro González Trevijano y Enrique López.
  • El PSOE no soporta a López por su condición de católico.
  • El nuevo TC deberá fallar, por ejemplo, sobre la ley del aborto del Gobierno de Zapatero y sobre la "soberanía del pueblo catalán".
No se engañen; el nuevo Tribunal Constitucional no es de mayoría conservadora. Como mucho, y en cuanto a sentencias políticas, podemos hablar de empate: 6 progres y 6 peperos. Pero en cuanto a sentencias de índole moral -por ejemplo, el aborto- siguen ganando los progres. Y si no se lo creen, tiempo al tiempo.

En cualquier caso, el Gobierno y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tenían previsto nombrar este viernes a cuatro nuevos magistrados del TC que sustituirán a los otros cuatro miembros de la institución que ya han cumplido mandato.

Pues bien: el Pleno del CGPJ ha designado esta mañana las dos plazas que le corresponden: el hasta ahora presidente de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, Juan Antonio Xiol Ríos, y el magistrado emérito del alto tribunal y expresidente de la APM, Santiago Martínez-Vares. Xiol ha contado con el apoyo de los vocales de tendencia progresista, alcanzando 18 votos durante la reunión. Por su parte Martínez-Vares ha recibido al igual que el anterior 18 votos del ala conservadora del Consejo.

Según explicaba La Razón, el exfiscal general del Estado en la etapa de Gobierno Zapatero, Cándido Conde-Pumpido, ha sido el gran 'derrotado', al no lograr el respaldo de la mayoría de los vocales progresistas.

Los dos nuevos magistrados del Constitucional nombrados por el CGPJ sustituyen al presidente del Tribunal, Pascual Sala -el de la legalización de los proetarras de Bildu- , y a su vicepresidente, Ramón Rodríguez Arribas. Ambos fueron nombrados por el órgano de gobierno de los jueces hace nueve años, por lo que ya habían cumplido su mandato y debían ser sustituidos.

Por su parte, el Gobierno también ha nombrado a los dos magistrados que le corresponden por mandato constitucional para sustituir a los dos nombrados por el Ejecutivo anterior y que también han cumplido mandato: Pablo Pérez-Tremps y Manuel Aragón Reyes, cuyo mandato comenzó el 8 de junio de 2004 y también ha expirado.

Para ello, el Gobierno ha designado este viernes a Pedro González Trevijano Sánchez, el actual rector de la Universidad Rey Juan Carlos; y a Enrique López y López, magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. López es católico y ya fue víctima de una campaña contra él por parte del PSOE para apartarlo del TC.

Entre los asuntos pendientes en el TC se encuentran, entre otros, la impugnación de la Abogacía del Estado contra la resolución del Parlamento de Cataluña que hablaba de "soberanía del pueblo catalán". Los magistrados deberán pronunciarse igualmente sobre el recurso del PP, cuando estaba en la oposición, contra la ley del aborto impulsada por el Ejecutivo socialista, además de la privatización de la sanidad en Madrid y la amnistía fiscal. El TC tendrá que decidir también si concede el amparo a Arnaldo Otegi y otros condenados por el caso Bateragune.

Andrés Velázquez
[email protected]