• Eso, al menos, es lo que propone el ministro de Economía, Luis de Guindos.
  • Y todo ello en vísperas del 11 de septiembre, con nueva alharaca de la monja Forcades.
  • Y Núñez Feijóo, por su parte, exige a Caixabank el mantenimiento de la galleguidad de NCG Banco.
  • Mientras, el BBVA de FG continúa a la espera de hacerse con el grupo bancario gallego por exclusión.
  • Y José María Castellano insiste en su opción por los fondos norteamericanos.

Las privatizaciones de Catalunya Banc (CX) y de Novagalicia Banco (NCG Banco) son dos operaciones financieras pero también políticas. En el Ministerio de Economía, no del todo cerrado por vacaciones, informan a Hispanidad de que si Caixabank quiere hacerse con NCG Banco tendrá que dar pruebas de españolidad.

Y todo eso, ojo, en vísperas del 11 de septiembre, con la monja Forcades montando el número y proponiendo rodear la sede barcelonesa de La Caixa que, según ella y la izquierda independentista catalana, es la culpable de todos los males del universo.

Y al mismo tiempo, cómo no, la Generalitat exige que Catalunya Banc (CX) mantenga la marca y la sede en Barcelona.

Y si Luis de Guindos exige muestras de españolidad a La Caixa, el presidente gallego Núñez Feijóo exige galleguidad. En otras palabras, que no desaparezca la marca NCG Banco. De otra forma, Feijóo seguirá apoyando a José María Castellano, quien opta porque la entidad la controlen los cinco fondos norteamericanos agrupados en torno a Guggenheim, que quieren controlar pero prefieren a Castellano al frente del equipo de gestión.

Al fondo, Francisco González (FG), porque el BBVA que ya sabe, por Unnim, lo jugosas que pueden resultar las ayudas públicas (caso Unnim), no sólo para reflotar un banco adquirido sino también para el propio balance del adquiriente, especialmente con la nueva normativa sobre créditos fiscales. Sólo que, como ya hemos informado en Hispanidad, De Guindos está hasta el gorro de las exigencias de FG, interminables.

En cualquier caso, la adjudicación de NCG Banco y de CX van a resultar muy políticas.

Eulogio López

[email protected]