• El Popular no irá, Caixabank sí; el BBVA sigue haciendo lobby contra Guindos.
  • Pero Fernando Restoy insiste en liquidar a José María Castellano.
  • El Santander prefiere esperar a la nueva normativa sobre créditos fiscales y mira hacia Catalunya Banc.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo (en la imagen junto a Rajoy), ha lanzado el órdago: exige tener un banco gallego y eso pasa porque José María Castellano siga al frente de Novagalicia Banco (NCG Banco) y que sean los cinco fondos norteamericanos, representados por Guggenheim, quienes se hagan con el control de NCG Banco. Los fondos quieren mantener al equipo directivo liderado por José María Castellano, con lo que la comunidad podría mantener una entidad gallega, que mantendría la marca y que costaría menos puestos de trabajo.

En clarito: Feijóo no quiere al BBVA, sobre todo a éste, al frente de NCG Banco. Tampoco quiere a Caixabank, aunque la entidad con sede en Barcelona promete respetar la marca y al equipo directivo. Eso sí, el Popular ya ha dicho que no acudirá; Caixabank sí presentará una oferta y BBVA se lo está pensando. El Santander mira hacia Catalunya Banc.

BBVA se lo piensa porque exige que antes de la subasta se aclare la nueva normativa sobre créditos fiscales. Pero el ministro Guindos, directamente enfrentado a Francisco González, el presidente del BBVA, ya ha advertido que la subasta puede y debe hacerse antes de la nueva normativa.

Por tanto, todo parece indicar que los fondos norteamericanos presentados por José María Castellano, presidente de NCG Banco, llevan las de ganar. Ahora bien, el número uno del FROB, y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy ya ha convertido en algo personal acabar con José María Castellano. Asegura que no puede venderse una entidad de depósitos a fondos de inversión, pero resulta que él mismo ya ha vendido EVO, filial de Novagalicia, a Apollo, uno de los fondos más especulativos del mundo.

Miriam Prat

[email protected]