• Dos conclusiones: puede romperse el frente de fondos creado por Castellano y Mediobanca y, además, se demuestra el interés de Caixabank por el banco gallego.
  • Pero a Núñez Feijóo sigue sin gustarle la idea.
  • A Luis de Guindos tampoco, porque la ventaja de los fondos es que no solicitan ayudas extra... mientras no se las concedan a los bancos.
  • Eso sí, al capital-riesgo se le exige compromiso de permanencia y más capitalización.

Novedades en la subasta de Novagalicia Banco (NCG Banco), ahora mismo la noticia que más interés despierta en el sector bancario español. Caixabank juega fuerte y está dispuesta a efectuar una ampliación de capital con WL Ross, uno de los cinco fondos de capital-riesgo norteamericanos que había buscado José María Castellano (en la imagen) con el apoyo de Mediobanca para que adquirieran NCG Banco y mantuvieran la marca.

El asunto ahora está en saber si la alianza entre el fondo norteamericano y el banco catalán implica la ruptura del frente del capital-riesgo: cinco fondos capitaneados por Guggenheim, en cuyo caso la lucha se trasladaría a los tres bancos a los que el FROB ha solicitado una oferta no vinculante.

El asunto no le va a gustar al presidente gallego, Núñez Feijóo, que pretende mantener una entidad en la región, tras perder el Pastor a manos del Popular. Eso sí, Isidro Fainé ofrece a la Xunta gallega mantener la marca NCG Banco. ¿Hasta cuándo

Tampoco al ministro Luis de Guindos, porque si Novagalicia se entrega a los fondos no habría necesidad de ayudas. Los fondos sólo solicitan trato de igualdad con cualquier otro postor, aunque lo cierto, ojo, es que se les exigirá permanencia y una capitalización superior a la legal por si el banco, en un futuro, entra en dificultades.

En cualquier caso, el acercamiento Caixabank-WL Ross supone un cambio de primera magnitud.

Eulogio López

[email protected]