Sr. Director:
Como contribuyente me disgustan las subidas de impuestos, pero aún mas la mala gestión del dinero recaudado.

Por ejemplo, ha salido a la luz el sobrecoste millonario en el desdoblamiento del Eje transversal entre Lérida y Gerona por parte del gobierno catalán. Nada nuevo porque la línea 9 del metro de Barcelona ejecutada por el gobierno de Montilla también acumula otro desfase presupuestario de más de 4.000 millones. Para que nos hagamos una idea, el sobrecoste derivado de la mala gestión en la construcción del metro de Barcelona equivale a todo el presupuesto de la comunidad autónoma de Baleares.

Me pregunto: ¿Aquí nadie dimite? ¿No se debería exigir a los políticos catalanes una cierta eficiencia en el manejo del dinero público? ¿Pueden unos políticos que dan continuas muestras de incompetencia exigir todos los días más competencias?

José Martínez Tortosa

[email protected]