• Días atrás, había insinuado lo contrario, algo que el subgobernador Restoy repite a quien quiera oírle.
  • El ministro asegura que por Novagalicia Banco se han interesado tanto bancos (BBVA y Caixabank) como inversores institucionales.
  • Se refiere a la oferta de fondos de 'private equity' norteamericanos, capitaneados por Guggenheim.
  • Y el ministro blasona que hay entidades españolas asimismo interesadas. En efecto. BBVA y Caixabank, pero los dos exigen dinero público.
  • Eso sí, de Catalunya Banc, Economía no dice nada. Está muy verde para la venta.
  • Palabra de Guindos: la banca española es solvente y no necesita más capital.

Lo del subgobernador Fernando Restoy y el Ministerio de Economía parece un partido de ping-pong, además de un enfrentamiento personal, alrededor de Novagalicia Banco (NCG Banco) en general y de José María Castellano en particular.

Semanas atrás, en la Menéndez Pelayo, el subgobernador y presidente del FROB aseguraba que NCG Banco iría a parar a una entidad, no a fondos institucionales, que es lo que pretende José María Castellano, para ser exactos, el presidente de NCG Banco lleva preparando desde hace un año. Se trata de que los siguientes fondos norteamericanos -Guggenheim, JC Flowers, Anchorage, Elliot y WL Ross- adquieran una participación de control de NCG Banco, y parecen estar dispuestos a aportar entre 300 y 500 millones de euros por el 51% del capital.

Por el contrario, BBVA y Caixabank, asimismo interesados en NCG Banco, aseguran que no están dispuestos a comprar sino por un euro y con un Esquema de Protección de Activos (EPA) por delante.

En principio, la opción de Castellano parece mejor: pagan, en lugar de cobrar. Ahora bien, se trata de fondos especulativos, y Restoy aúlla que un fondo no puede poseer una entidad de depósitos. Al ministro Guindos (en la imagen) no le impresiona nada que se trate de fondos especulativos y que no aseguren la permanencia, el concepto más repetido en el Banco de España: su dinero es tan bueno como el de cualquier otro.

Así, a las 15,00 horas del viernes, una vez finalizado el Consejo de Ministros, Guindos aludía a los dos tipos de ofertas, sin citar nombres. Pues bien, los nombres de los fondos ya los tienen ustedes. Los de los bancos son BBVA y Caixabank. Ahora bien, el ministro se cuidó mucho de no hablar de ofertas en firme: prefirió aludir al 'interés mostrado'.

Eso sí, ceñido a NCG Banco, porque la pregunta aludía asimismo, a Catalunya Banc (CX). Y por esta, nadie se ha interesado. Bueno, sí, el Santander, pero pide mucho dinero. Como ya hemos dicho, el saneamiento de Castellano ha ido más allá que el de CX y el de la propia Bankia.

No olvidemos que en la misma mañana del viernes, el presidente gallego, Feijóo, insistía en la esperanza de contar con un banco de la tierra. La cosa tiene su importancia.

Y por cierto, Guindos también aprovechó para asegurar que "la banca española no necesita más capital". Era un forma de responder a los rumores de que el sector continúa teniendo dificultades y de que el rescate ha fracasado. Pero Guindos lo niega con entusiasmo. Incluso, asegura que Oliver Wyman realizó su modelo según el escenario más duro, que no se va a cumplir.

Lo cierto que los bancos están especialmente asustados, no del ejercicio 2012, sino del de 2013.

Eulogio López

[email protected]