• Rubalcaba y Elena Valenciano han desautorizado la intención de Roberto Jiménez de presentar una moción de censura con el apoyo de Bildu.
  • La exdirectora gerente de la Hacienda Tributaria de navarra, Idoia Nieves, reconoce que no habló de corrupción, sino de "intromisión e injerencias" de la consejera Goicoechea; aunque esta, las niega.
  • Y hoy, El Mundo publica que el PSOE se plantea presentar sólo una reprobación contra la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina.
  • Aunque esta reconoció "probabilidades altísimas" de que haya elecciones en Navarra el próximo 25 de mayo. 
Repasemos lo ocurrido en Navarra desde fechas recientes, donde UPN gobierna en minoría.

El portavoz del Partido Socialista de Navarra (PSN), Roberto Jiménez (en la imagen junto a Yolanda Barcina), exigió una comisión de investigación tras las denuncias de la exdirectora gerente de la Hacienda Tributaria de navarra, Idoia Nieves, quien acusó de "persistentes injerencias" a la consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea. Jiménez dio un plazo de 15 días para que se aclarase la actuación de Goicoechea -quien, según Nieves, le pidió información confidencial para favorecer a los clientes de su consultora privada- y reclamó la dimisión de la presidenta foral, Yolanda Barcina. "O dimite y convoca elecciones o la echamos a través de una moción de censura", anunció el portavoz socialista.

La intención de Jiménez era celebrar las elecciones autonómicas coincidiendo con las europeas el próximo 25 de mayo. El plazo para poder convocar elecciones anticipadas en Navarra finaliza el próximo 31 de marzo, dado que según la ley navarra tienen que convocarse los comicios con 55 días de antelación.

Pero para que la moción de censura salga adelante, es imprescindible la suma de votos de Bildu, Aralar-NaBai, I-E y Geroa Bai, formaciones que ya han reclamado varias veces una moción contra Barcina.

El hecho de que los socialistas navarros se apoyen en los proetarras de Bildu puede traer consecuencias a los socialistas no ya en Navarra, sino en toda España. Por eso, tanto la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (o sea, la número dos del PSOE), como el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, han desautorizado a Roberto Jiménez negando posibilidad de acuerdo o apoyo alguno al Partido Socialista por parte de Bildu.

A resultas de este lío, el Parlamento foral aprobó una comisión de investigación, que empezó el viernes 21 de febrero. La primera en comparecer, la que comenzó todo este lío, la exdirectora gerente de la Hacienda Tributaria de Navarra, Idoia Nieves, reconoció que no habló de corrupción, sino de "intromisión e injerencias". Aunque ayer lunes también en la comisión de investigación, la consejera Goicoechea negó injerencias o tratos de favor.

Por todo lo anterior, y por el documento publicado por el Diario de Navarra este fin de semana según el cual lo que quiere Bildu es utilizar al PSN para que los socialistas lideren el cambio en el Gobierno de Navarra y prescindir luego de ellos, la teoría de la corrupción del Gobierno de UPN se desvanece y cobra fuerza la posibilidad de que el órdago de Jiménez de presentar una moción de censura quede en un farol. De hecho, este martes El Mundo publicaba que el PSOE se plantea presentar sólo una reprobación contra la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina.

No obstante, esta tarde habla la presidenta navarra en la comisión de investigación. Veremos qué dice, porque recientemente reconoció "probabilidades altísimas" de que haya elecciones en Navarra el próximo 25 de mayo.

Andrés Velázquez
[email protected]