• "Estamos en Europa y no pasa nada porque quienes tienen más, paguen más", añade el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.
  • Se va a requerir un mayor esfuerzo de los que tienen más capacidad económica, que "van a contribuir comparativamente más".
  • Los impuestos no van a bajar igual para todo el mundo.
  • La reforma tributaria entrará en vigor en 2015 y será un programa a tres años, se aplicará durante ese año, en 2016 y en 2017.
  • En 2014 también será difícil cumplir con el objetivo de déficit, que será del 5,8%. Sobre Cataluña comenta que "es un divorcio imposible de materializar en términos económicos".

Al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (en la imagen), parece que le gusta eso de ser protagonista y también el hecho de que le denominen como el miembro más optimista del Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy. Montoro va a ser uno de los hombres clave del Gobierno a lo largo del próximo año, al que ya le queda muy poco para comenzar, pues será el encargado de manejar el timón de la ambiciosa reforma fiscal que se va a poner en marcha.

De este programa estrella vamos conociendo cada vez más detalles, a pesar de que se dan con cuentagotas. El pasado jueves el ministro concedió una entrevista a Expansión y este lunes lo ha hecho en Cinco Días.

La próxima reforma fiscal "es para recaudar más para poder superar la crisis; estamos en Europa y no pasa nada porque quienes tienen más, paguen más; estamos ante una crisis de desigualdad y los impuestos deben servir también para equilibrar", comenta Montoro. Esta reforma pretende recaudar más, con ayuda del crecimiento económico y de la generación de nuevas bases imponibles. "Recaudar menos, no podemos", asegura el ministro, que es partidario de que "si todos pagan sus impuestos, entre todos salimos de la crisis". En su opinión, nuestro sistema impositivo recauda poco si lo comparamos con otros países europeos.

Para los grandes contribuyentes ya están cambiando las cosas, es decir, la regulación, y por ello, se está recaudando más de las empresas, que está afectando de manera positiva al desapalancamiento económico. "No vamos a bajar los impuestos igual para todo el mundo", declara Montoro, que ya manifestó la semana pasada que el IRPF disminuirá de forma progresiva, afectando primero a las rentas más bajas.

El ministro gaditano justifica que estamos en crisis y por ello, los ciudadanos, contribuyentes y empresas con  más capacidad económica "van a contribuir comparativamente más". Hay que ser liberal, pero no le pasa nada al de los diez millones de euros si paga más impuestos", añade.

Esta reforma fiscal va a promover el ahorro y pretende un mayor esfuerzo por parte de los que tienen más capacidad económica. En febrero se recibirá un informe de los expertos, después se creará un comité para establecer el sistema de financiación autonómica y local, y luego se reformará la financiación del sector público. Esta reforma tributaria entrará en vigor en 2015 y será un programa a tres años, es decir, que sus medidas se irán aplicando durante ese año, en 2016 y en 2017.

Acabaremos 2013 en el 6,5% de déficit nominal previsto, "sin provocar más recesión", afirma Montoro. El ministro cree que en 2014 también será difícil cumplir con el objetivo de déficit, que será del 5,8%. Aunque reconoce que no es lo mismo hacer ajustes en un escenario de crecimiento económico, como en el que supuestamente estamos, que en uno de recesión, que parece que hemos dejado atrás.

En relación al mercado laboral, este ministro optimista ve que algo está cambiando en la economía, y cree que "dentro de poco estaremos creando empleo en términos de afiliación" a la Seguridad Social, y afirma que debe bajar la fiscalidad sobre el trabajo.

Respecto a Cataluña y la pretensión independentista de  su presidente, Artur Mas, comenta que "es un divorcio imposible de materializar en términos económicos". "Hay que ser realistas y prácticos: dedicarse a salir de la crisis y a pagar las deudas. Lo demás es un fracaso y un retroceso extraordinario", concluye Montoro.

Cristina Martín

[email protected]