• El ministro de Hacienda advierte: para salir de la crisis son imprescindibles más medidas.
  • En plata: subirán los impuestos.
  • Montoro ya no presume de déficit, ahora lo hace de balanza por cuenta corriente, competencia del ministro Guindos.

El próximo viernes, el Gobierno de Mariano Rajoy anunciará un nuevo paquete de medidas de ajuste. Y es que, según ha explicado este lunes Cristóbal Montoro (en la imagen), no podemos relajarnos en la lucha contra el déficit. "Erradiquen la palabra relajación", ha afirmado durante su intervención en el XX Encuentro del sector Financiero, organizado por Deloitte y el ABC.

El ministro de Hacienda ha dejado claro que las medidas de ajuste que el Ejecutivo anunciará el próximo viernes estarán en la misma línea de las ya iniciadas, como la reforma laboral o la del sector público.

En cualquier caso, Montoro ha condicionado la salida de la crisis a esas medidas de ajuste. Para que nos entendamos: el Gobierno subirá los impuestos, aunque de un tiempo a esta parte no hace otra cosa que negarlo. Ciertamente, no subirá más el IRPF, pero sí otros impuestos -medioambientales, por ejemplo-, o eliminará desgravaciones fiscales. Se trata de aumentar la recaudación ya que, en palabras del propio ministro, la deuda externa de España es la más grande que ha tenido nunca, y esa deuda hay que devolverla con los intereses.
Precisamente, este lunes el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado que la economía española caerá alrededor del 1,5% este año y que en 2014 habrá un ligero crecimiento.

Volvamos a Montoro, que ha presumido del superávit de la balanza por cuenta corriente. No deja de llamar la atención, teniendo en cuenta que ya no presume de cumplimiento de déficit, competencia de su cartera, y sí de la balanza por cuenta corriente, que depende de Economía.

Pablo Ferrer
[email protected]