El Tribunal Supremo del Estado decidirá si es constitucional o no la legalización del suicidio asistido

El debate sobre la eutanasia ha llegado a los Estados Unidos, pues Montana puede ser el primer Estado en legalizar el suicidio asistido tal y como cuenta el New York Times. La polémica se ha desatado por el caso de Robert Baxter. Baxter era camionero y falleció a los 76 años a causa de una leucemia. Exigió a su médico que le matase, a lo que el doctor se negó debido a que, hoy por hoy, es ilegal y condenado por la Constitución del Estado de Montana. Así que, Baxter murió de forma natural, pero lamentando no poder ejercer su derecho a morir dignamente. Por ello, su familia se puso en marcha y demandó, en nombre del difunto, una reforma de la constitución estatal para legalizar la eutanasia. Cabe decir que la figura de Robert Baxter recuerda mucho a la del español Ramón Sampedro.

Un juez del Estado falló a favor de las peticiones de la familia de Baxter y el Estado de Montana recurrió el fallo. El caso ha sido enviado al Tribunal Supremo del Estado, que deberá decidir sobre la legalidad o no de la eutanasia.

Montana puede ser el primer Estado de Norteamérica en legalizar el suicidio asistido, aunque existen otros Estados que han avanzado en la misma dirección que impulsa la cultura de la muerte, como es el caso de Washington y Oregón que, mediante un referéndum popular, aprobaron una enmienda que permite a los médicos acelerar la muerte de los enfermos terminales. Esto no es eutanasia, o ejecución del enfermo por un profesional, pero...

En cuanto a las confesiones religiosas, la respuesta a este caso no ha sido unánime, ya que tanto representantes evangelistas como católicos de Montana han manifestado su firme rechazo a la legalización de la eutanasia, mientras que, por su parte, algunos representantes episcopalianos como el diácono John C. Board han manifestado su apoyo a legalización del suicidio asistido en el Estado.

Gabriel López

[email protected]