• La medida afecta de lleno al grupo de Carlos Slim, América Móvil.
  • El nuevo instituto creado por la ley podrá imponer sanciones sobre las compañías de telefonía de Slim.
  • Una de las beneficiadas por la nueva ley será la filial mexicana de Telefónica, que se ha hecho con un 19% del mercado y es el competidor más cercano a Slim en México.
  • Además, la reforma contempla la creación de dos nuevas cadenas de TV en México.
  • La nueva ley permite hasta un 100% de inversión extranjera directa en el telefonía y hasta 49% en radiodifusión.
El Gobierno de México ha promulgado este lunes una nueva Ley de Telecomunicaciones, por la que, según el presidente Enrique Peña Nieto (en la imagen), "todos ganan (...) gana la población, porque además de disfrutar de los beneficios de la era digital, tendrá acceso a productos y servicios de mayor calidad y a mejores precios".

La nueva normativa se propone romper con los monopolios y dar más autonomía a los reguladores de este sector que atrae más de 32.000 millones de dólares cada año. Además, crea el Instituto Federal de telecomunicaciones, un organismo regulador y autónomo que otorgará y revocará las concesiones, una atribución que hasta ahora había sido potestad del Ejecutivo.

Recordemos que, actualmente, el mercado de telefonía en México está dominado por América móvil, del mexicano Carlos Slim, con dos compañías: Telmex concentra el 87% de la telefonía fija mientras Telcel alrededor del 70% de la celular.

El nuevo instituto creado por la ley podrá imponer sanciones sobre las compañías de telefonía de Slim. Una de las compañías beneficiadas será la filial mexicana de Telefónica, que se ha hecho con un 19% del mercado y es el competidor más cercano a Slim en México.

Según informa El País, "la reforma también obliga a América Móvil a negociar con una nueva compañía estatal creada para gestionar el acceso a la banda de 700 MhZ, fundamental para garantizar su expansión. En el corto plazo, Telcel requerirá una red 4G en plena función.

Solamente en la Ciudad de México hay más usuarios de telefonía móvil que en algunos países de América Latina, por ejemplo. El total del mercado nacional suma 101 millones de usuarios en todo el país. México tiene 112 millones de habitantes según el censo de 2010, y es el tercer país de la OCDE con el servicio de telefonía más caro, el segundo de América Latina (detrás de Chile)".

Por su parte, la televisión mexicana está concentrada en las cadenas Televisa -que acapara el 68,3% de la televisión abierta y el 60% del servicio por cable y es el grupo de medios de comunicación en español más grande del mundo- y TV Azteca, que tiene un 31,7% de la televisión abierta. La reforma contempla la creación de dos nuevas cadenas en México: la ley no permite que entre las nuevas licitaciones se presenten estas dos compañías, pero abre la puerta para que América Móvil entre a este mercado.

La nueva ley permite hasta un 100% de inversión extranjera directa en el telefonía y hasta 49% en radiodifusión. Además, crea organismos autónomos que regularán las telecomunicaciones.

Esta ley es fruto de uno de los acuerdos más importantes del Pacto por México que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) firmó en diciembre con las dos principales fuerzas políticas del país, el Partido Acción Nacional (conservador) y el Partido de la Revolución Democrática (izquierdas).

Andrés Velázquez
[email protected]