• República Centroafricana: dos granadas halladas en la catedral de Bossangoa.
  • Irak: un coche-bomba contra la casa de un político cristiano deja cincuenta heridos.
Fin de semana de persecución a los cristianos. En Pakistán, 82 personas han muerto y más de 140 han resultado heridas en un doble atentado suicida perpetrado junto a una iglesia cristiana de la ciudad noroccidental paquistaní de Pesháwar, informó una fuente policial.

El ataque ocurrió justo antes del mediodía, hora local, en la zona de la Puerta de Kohati de la ciudad, capital de la conflictiva provincia de Khyber-Pakhtunkhwa. En el momento de la explosión había cerca de medio millar de fieles congregados en el lugar y la mayoría estaba abandonando el templo, según testigos citados por el canal privado de televisión Geo Tv.

Pero es que en la República Centroafricana han sido descubiertas dos granadas sin estallar en la catedral de Bossangoa, la ciudad Centroafricana a 300 kilómetros al noroeste de Bangui, en el centro de enfrentamientos entre miembros de la coalición yohadita Seleka y una serie de grupos armados, entre los cuales parece haber también hombres que permanecen leales al ex presidente François Bozizé (en la imagen), que es originario de la zona, informaba Fides.

Los enfrentamientos han provocado cientos de muertos y obligado a miles de civiles a huir. Según el vicario general de la diócesis, el Padre Frédéric Tonfio, los desplazados internos que han llegado a la ciudad son unos 35.000.

Y en Irak, unas 50 personas han resultado heridas según el balance del atentado de Kirkuk, en la mañana del domingo 22 de septiembre contra la casa de un conocido político cristiano. Según lo informado por fuentes locales a la Agencia Fides, un coche-bomba conducido por un kamikaze estalló en el barrio de Rahim Awa frente a la residencia del cristiano asirio Imad Youkhana, miembro del Movimiento Democrático Asirio y miembro del parlamento iraquí. El hombre, objetivo político de los terroristas, está ileso, pero la explosión ha provocado por lo menos cincuenta heridos, incluida la esposa y algunas personas cercanas a Youkhana.

Urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]