• El director de Inspección Tributaria de la Agencia Tributaria ha mantenido un pulso con el delegado central de Grandes Contribuyentes, Ignacio Huidobro.
  • Sí, Huidobro es más cercano al PP y Jones al anterior equipo socialista.
  • Las broncas en Hacienda siempre vienen por las inspecciones a grandes contribuyentes.
  • Además, es el segundo revés de Montoro tras la salida de Beatriz Viana.
  • Los hermanos Menéndez, cada vez más fuertes en el Gobierno Rajoy.

El director general de Inspección de la Agencia Tributaria, Luis Jones, ha dimitido de su cargo en la mañana del lunes y, además, se ha ocupado de que todos sepamos que lo hacía por discrepancias con su jefe, el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, eso sí, sin volar más arriba, sin citar al secretario de Estado de Hacienda. Miguel Ferre (en la imagen).

Pero la verdad es que no ha sido exactamente así. El director general de la Agencia, Santiago Menéndez, mantuvo a Jones a pesar de sus 'querencias' con el anterior equipo socialista de Elena Salgado, controlado por la todoterreno, bastante sectaria, Juana Lázaro.

Ahora bien, la bronca diaria que ha llevado a la dimisión de Jones no ha sido con su superior, el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, sino con el delegado central de Grandes Contribuyentes, Ignacio Huidobro. Para entendernos, las broncas en Hacienda siempre vienen por los grandes contribuyentes, especialmente por aquellos que tienen glamour mediático. Por ejemplo: quién lleva la inspección del Caso Urdangarín.

Y en esos grandes casos, tanto pinta el director general de Inspección como el de Grandes Contribuyentes, más especializado.

Al final, Menéndez ha optado por Huidobro -ambos cercanos al PP- y Jones se ha marchado.

Eso sí, estas dimisiones a gritos siempre tienen un coste político. A fin de cuentas, Cristóbal Montoro ya se encontró con el 'susto' de Beatriz Viana, quien tuvo que presentar su dimisión en coincidencia temporal (sólo eso, no piensen mal... o háganlo) con la investigación judicial sobre la Infanta Cristina.

Por lo demás, no olviden la cada día mayor relevancia de los hermanos Menéndez en la Administración Rajoy. Sí, hermano del director de la Agencia Tributaria es Adolfo Menéndez nuevo consejero de Indra y hombre clave en el gran proyecto -veremos si exitoso o fallido- del ministro Morenés, que quiere crear un gran polo de la industria militar española. Santiago dirige la Agencia Tributaria de nuestros pecados y Adolfo es el hombre de Morenés y de Eduardo Serra para el gran complejo militar industrial español. O al menos ellos piensan que puede ser grande.

Eulogio López

[email protected]