"Tenemos que demostrarles a los alemanes que somos de fiar". La frase corresponde a Manuel Conthe (en la imagen) durante la presentación del excelente libro sobre los mercados financieros que ha escrito Ángel Boixadós.

Pues mire usted señor Conthe, no estoy de acuerdo. ¿Por qué tenemos los españoles que convencer a los alemanes de que somos gente de fiar Precisamente a los alemanes, que se han dado un festín con el euro. Para España, el euro ha supuesto dos cosas: la primera una elevación de precios, que no de salarios, sin parangón en todo el siglo XX. Lo que valía 100 pesetas, de la noche a la mañana, pasó a valer 166. No necesito explicarles lo que supuso el euro cuando llegó la crisis y la correspondiente bajada de salarios impuesta por el Zapaterismo terminal y el PP de Rajoy… desde su mismo inicio.

De paso, perdimos la soberanía monetaria y el BCE, como estaba previsto, comenzó a trabajar para Alemania, que se ha financiado en tipos cuasi-negativos mientras España pagaba hasta el 7% sus bonos. Y encima, el señor Trichet y el señor Draghi nos negaban la liquidez para sacar la cabeza del agua. El euro se hizo con los pies, a costa del parangón germano.

El euro, señor Conthe, ha beneficiado descaradamente a Alemania y ha perjudicado a España e Italia. Y sí, cuando estuvimos a punto del rescate -por ejemplo en 2012- debimos salirnos del euro y recuperar la peseta. Por lo menos, podríamos haber devaluado.

Estoy un poco harto este servilismo español ante Alemania. España no tiene que demostrarle a Alemania que es de fiar. Y Alemania tampoco tiene que demostrarle a nadie que es de fiar: ya sabemos que no lo son.

Eulogio López

[email protected]